Soda Stereo – Soda Stereo (1984)

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Por qué no puedo ser del Jet Set8
  2. Sobredosis de TV9
  3. Te hacen falta vitaminas: 8
  4. Trátame suavemente8.5
  5. Dietético7
  6. Tele-ka6
  7. Ni un segundo: 6.5
  8. Un misil en mi placard8
  9. El tiempo es dinero7.5
  10. Afrodisíacos6.5
  11. Mi novia tiene bíceps: 7

Nacido por la influencia de The Police, Television y todo el movimiento New Wave de principios de los años ochenta, Soda Stereo llegó a convertirse en una de las más importantes bandas del Rock Nacional y una de las embajadoras de la misma por toda Latinoamérica. Concebida por Gustavo Cerati y Zeta Bosio, encontraron en Charly Alberti al baterista acorde para llevar a cabo el sueño de imitar a Sting y compañía. Richard Coleman, un gran guitarrista que colaboró con artistas argentinos muy importantes, llegó a tocar con el trío, pero se desligó al poco tiempo porque consideraba que la banda sonaba mejor sin él.

Habiendo conseguido cierta repercusión con la difusión de “Jet Set” y “Vitaminas”, pronto Soda Stereo tocó en lugares como Bar Zero y Café Einstein, sitios excluyentes del under porteño. La banda fue adquiriendo notoriedad no sólo por su música sino también por su llamativo cuidado en su apariencia. A mediados de 1984 el grupo grabó en los estudios de CBS su disco debut, de igual nombre.

El primer sencillo fue “Dietético” una canción que se mofaba de la importancia que la sociedad le daba a las figuras esbeltas, pero que también podía ser interpretado como una referencia al final de la dictadura militar en Argentina con la frase “El Régimen se acabó”. En ese afán burlón, “Por qué no puedo ser del Jet Set” describe el deseo de formar parte de las clases altas, que bien retratadas quedan cuando Cerati expresa “lo que para arriba es excéntrico, para abajo es ridiculez”.

Los cambios que se venían dando en la sociedad argentina que regresaba a la democracia fueron objeto de inspiración para Soda, como puede apreciarse en “Sobredosis de TV”, uno de sus grandes éxitos en la que se resalta la dependencia que la caja boba generaba en la gente. “Mi novia tiene bíceps” es otro claro ejemplo de esto.

“Trátame suavemente”, compuesta por Daniel Melero, es una de las pocas baladas del grupo que con su gran letra y sonido logró convertirse en otro gran clásico de Soda. Esta es la única canción que se aparta un poco del estilo new wave y ciertos destellos de ska que la banda utilizó para este primer gran disco.

Piro

 

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Peter Gabriel – Peter Gabriel (1977)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Moribund the Burgermeister: 9
  2. Solsbury Hill: 10
  3. Modern Love: 7.5
  4. Excuse Me: 6.5
  5. Humdrum: 7
  6. Slowburn: 8
  7. Waiting for the Big One: 7
  8. Down the Dolce Vita: 8
  9. Here Comes the Flood: 8.5

A mediados de los setenta las diferencias artísticas y personales entre Peter Gabriel y el resto de los miembros de Genesis se hicieron cada vez más notorias. La gran atención que acaparaba como líder de la banda y frontman fue uno de los diversos factores que llevaron a Gabriel a encaminar su carrera como solista.

Apoyado en el gran disco “The Lamb Lies on Broadway” de 1974, Peter se encontraba en óptimas condiciones para continuar expandiendo su enorme talento compositivo. En Julio de 1977 editó su álbum debut homónimo o también conocido como “Car” o “Rain” según la imagen del arte de tapa. En “Solsbury Hill”, el primer sencillo lanzado, Gabriel explica las razones de su partida de Genesis en una excelente canción y una de las más prominentes de su nueva etapa solista. Lo distintivo, además de la letra, es la incorporación de la guitarra acústica, un instrumento que hacía tiempo el británico no utilizaba. Acompañado por la Orquesta Sinfónica de Londres, “Moribund the Burgermeister” es el otro de los temas que más aportan al disco y expresa de alguna manera, que la creatividad de “The Lamb…” sigue intacta. El tridente inicial termina con “Modern Love”, algo más revoltosa que los tracks anteriores pero que encaja muy bien con el estilo de Gabriel de esos años.

“Waiting for the Big One” adopta el blues de los bares de la costa este de los Estados Unidos en un intento de ejercicio que, aunque desentona un poco con el resto del disco, termina siendo una pieza respetable. “Down the Dolce Vita” es también una gran jugada de Gabriel en la que, nuevamente junto a la Sinfónica, expresa una letra en forma de conversación a través de movimientos de música clásica combinados con un estilo casi glam.

“Peter Gabriel I” concluye con “Here Comes the Flood”, una exquisita balada en piano inspirada en la influencia que el artista encontró en los misterios espirituales de los chamanes americanos. El título se refiere básicamente a un despertar psíquico.

Piro

 

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 5]