Manic Street Preachers – Generation Terrorists (1992)

Puntaje del Disco: 5

  1. Slash N’ Burn: 8
  2. Nat West-Barclays-Midlands-Lloyds: 7
  3. Love’s Sweet Exile: 5
  4. Little Baby Nothing: 3
  5. Another Invented Disease: 5
  6. Stay Beautiful: 6,5
  7. Repeat (U.K.): 5,5
  8. You Love Us: 5
  9. Democracy Coma: 7
  10. Crucifix Kiss: 5
  11. Motorcycle Emptiness: 7,5
  12. Tennessee: 5,5
  13. Repeat (Stars and Stripes): 4,5
  14. Condemned to Rock ‘n’ Roll: 6

En sus inicios Manic Street Preachers era una banda de hard rock que tomaba una gran influencia de grupos glamorosos de los ochenta, que a su vez compaginaban con una actitud claramente punk que se remite a grupos como The Clash. Desde este aspecto los Manics desembarcaron ante el mundo con su álbum debut Generation Terrorists, desarrollando un estilo de Glam punk (si así se lo puede llamar) que deja bastante que desear.

Generation Terrorist en general tiene varias falencias. Más allá del género poco atractivo, que me parece muy fuera de moda para una época en la que dominaba el Grunge y les costo su llegada exitosa a tierra norteamericana, las enérgicas melodías de Glam metal cargadas de rebeldía punk (exteriorizada en las letras políticas de Nicky Wire y Richey Edwards) en general son pobres y bastante genéricas. El segundo problema es que ningún pero ningún tema es memorable. Ciertamente se pueden rescatar un par de números dentro de su mediocridad como: “Slash N’ Burn”, un corte salvaje con un estilo muy parecido al de los Guns N’ Roses; y “Motorcycle Emptiness”, donde la guitarra suena más o menos interesante (dentro de lo poco interesante que es el Glam metal) y la melodía pop es satisfactoria.

Pero el resto del álbum es embarazoso e imprudente. El estribillo aniñado de “Little Baby Nothing” simplemente no va. Es horrible, parece una canción de Teen Pop para el suicidio. Imagínense los Jonas Brothers haciendo punk… ¿¿Eh??… “Another Invented Disease” tampoco se salva, tiene otro estribillo muy poco interesante. Lo mismo sucede con “You Love Us”, demostrando que la actitud guitarrera no alcanza. James Bradfield solo se remite a decir “You… Love… Us…” sin gracia alguna.

Y si de estribillo hablamos, están aquellas canciones en donde directamente lo omiten y carecen de un gancho melódico atrayente como en: “Repeat (U.K.)”, “Tennessee” y “Crucifix Kiss”. Para colmo los Manics se dieron el gusto de incluir una especie de remix del omitible “Repeat”.

No se diga más. Un disco flojísimo por donde se lo mire. Por suerte, esta es la versión americana de Generation Terrorists, que para nuestro alivio incluye menor cantidad de canciones que la británica. Y voy a tomar a este disco solo como su primer paso (errático) de toda la evolución que experimentó Manic Street Preachers a lo largo de su carrera.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]