The Verve – A Northern Soul (1995)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. A New Decade: 8,5
  2. This Is Music: 9
  3. On Your Own: 9
  4. So It Goes: 8
  5. A Northern Soul: 7
  6. Brainstorm Interlude: 6,5
  7. Drive You Home: 7,5
  8. History: 9,5
  9. No Knock on My Door: 8,5
  10. Life’s an Ocean: 7,5
  11. Stormy Clouds: 8
  12. Reprise: 8,5

Poco a poco The Verve se iría transformando en un grupo más interesante. A Storm in Heaven a pesar de ser un disco con inconvenientes, también demostraba que estos tipos tenían algo de talento. Dos años después de su álbum debut, llegaría A Northern Soul, un trabajo que retoma su rock psicodélico/espacial pero con varias escalas más de volumen. Pasando de esta forma de canciones insípidas a propulsiones enérgicas.

A Northern Soul ya desde el arranque, con sus intensos space rockers “A New Decade” y “This Is Music”, te sumerge en una nube de caos, que recuerdan a su mejor forma en “Blue”. Pero también nos presenta baladas geniales como “On Your Own” y “No Knock on My Door”, que afortunadamente no esconden la voz de Richard Ashcroft en sus desaboridas atmósferas como sí sucedía en A Storm in Heaven. Y además están aquellos números más neo-psicodélicos como “Stormy Clouds” y la instrumental “Reprise”. Muy bueno este último en base al infeccioso jam de guitarra distorsionada de Nick McCabe.

Mención aparte merece la magestual “History”, el mejor tema del disco. El cual, si escuchan con detenimiento sus arreglos orquestales, inspiraría a The Verve en la composición de sus rutilantes clásicos posteriores, tales como “Lucky Man” y “Bittersweet Symphony”.

Sin embargo, este disco no es perfecto. Muestra algunas de las principales falencias que The Verve sufrió a lo largo de su carrera. Por un lado tenemos a “Drive You Home”, un tema lento, con una ambientación que se remite a lo más aburrido de su álbum debut, pero que a pesar de todo esta bueno. También tenemos a “Brainstorm Interlude”, otro instrumental que a pesar de demostrar nuevamente el talento de McCabe, termina siendo solo ruidoso. La psico-blusera “Life’s an Ocean” puede ser criticada por la falta de gancho melódico, pero es rescatable por sus increíbles líneas de bajo. Y por último esta el tema que titula al disco, defectuoso por ser innecesariamente largo e inflado.

A pesar de esto, A Northern Soul es su trabajo más consistente, superando incluso a Urban Hymns. Claro, A Northern Soul no tuvo en su haber los grandes clásicos de su trabajo posterior. Un “Bittersweet Symphony” no se compone todos los días…

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario