Joe Satriani – Surfing with the Alien (1987)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Surfing with the Alien: 10
  2. Ice 9: 8,5
  3. Crushing Day: 8,5
  4. Always with Me, Always with You: 8
  5. Satch Boogie: 9,5
  6. Hill of the Skull: 7,5
  7. Circles: 7,5
  8. Lords of Karma: 8
  9. Midnight: 8,5
  10. Echo: 8

Surfing with the Alien explotó en el medio de una escena en la que ya se empezaban a desvanecer las glorias de los Dioses Guitarristas del pasado. Nuevas figuras irían creciendo de a poco, para configurar una panorámica de virtuosos a finales de los ’80 que influenciarían tremendamente a los guitarmen de hoy en día.

Pero en 1987, Joe Satriani presentó una obra puramente instrumental, donde su guitarra e interminables shreds (locuras guitarriles) son los únicos protagonistas. Uno podría decir que resultaría un disco únicamente apto para fanáticos, pero Satriani logra lo que es sumamente difícil lograr y que pocos guitarristas virtuosos cuentan en su haber: no sólo presentan un disco que técnicamente es impecable, sino que además logran transmitir algo con sus canciones.

En efecto, gran parte de la nueva camada de guitarristas son exiguos en sus técnicas, pero tal vez adolecen de cierta falencia como compositores. No se necesita una bruta velocidad en los dedos para hacer buena música, se requiere una expresividad diferente.

Y Satriani demuestra todo lo que tiene que demostrar con la vertiginosa “Surfing with the Alien”, épica del Rock (Silver) Surfer. En los temas siguientes, ya que se pone tal vez énfasis en la guitarra central, al principio parecería que las bases rítmicas son iguales. Esta idea se destruye con la genial “Satch Boogie”, que trepidantemente dispara la calidad del disco. “Always with Me, Always with You”, es una balada que, atípicamente en los ’80, es de hecho buena. (Aunque su videoclip, francamente, destila grasitud). “Midnight” merece otra mención, con un tapping a dos manos que le da una tesitura diferente al resto de los temas.

Estoy obligado a admitir que el disco tiene sus bajas: “Circles” y “Hill of the Skull” no se destacan del resto de la producción musical, y al disco en general le falta tal vez una mejor orquestación. Pero se nota, en definitiva, que a cada paso Satriani mete garra a pulso para lograr hacer un disco entretenido, ágil y efervescente.

La curiosidad: Surfing with the Alien es uno de los primeros discos de rock totalmente instrumentales que llegan al Top 40 de los Ránkings. Recién sería superado por Flying in a Blue Dream, del propio Satriani, dos años después.

Barba

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario