B.B. King – Singin’ the Blues (1956)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Please Love Me: 8
  2. You Upset Me Baby: 8
  3. Every Day I Have the Blues: 8
  4. Bad Luck: 8
  5. 3 O’Clock Blues: 9
  6. Blind Love: 8
  7. Woke Up This Morning: 9
  8. You Know I Love You: 7.5
  9. Sweet Little Angel: 8
  10. Ten Long Years: 9
  11. Did You Ever Love a Woman: 8.5
  12. Crying Won’t Help You: 8.5

Riley B. King nació el 16 de Septiembre de 1925 en Itta Bena, Mississippi, un pequeño pueblo cerca de Indianola. Durante su niñez formó parte de un coro góspel y a los doce años compró su primera guitarra. En 1946 pasó diez meses con su tío en Memphis, luego retornó a su pueblo para más tarde volver a la ésta para trabajar en una radio de Ryrhym & Blues, donde ganó el apodo “Bealed Street Blues Boy” (acortado al histórico “B.B.”). A partir de 1949 comenzó a grabar canciones con RPM Records y varias más con Sam Phillips, fundador de Sun Records. Desde entonces King desplegó todo su talente por diversas giras a lo largo de los Estados Unidos, hasta alcanzar hacia mediados de los años cincuenta, el reconocimiento como uno de las figuras más importantes del R&B.

“Singin’ the Blues” recopila una serie de canciones de B.B. King que ya por 1956 eran clásicos en su carrera, como “Bad Luck” (el mejor posicionado en los charts”), “Crying Won’t Help You”, “Ten Long Years”, entre otros. Como era costumbre de aquellos años, muchos de los temas no son de la autoría de King, sino que mediante sus propias versiones, redefinió el sentido de muchos temas que volvieron a ser escuchados gracias a la genialidad del Rey. “Sweet Little Angel”, fue grabada por primera vez en 1930, pero fue la versión de B.B. King la que la convirtió en un hit. Un caso similar sucedió con “Every Day I Hate the Blues” perteneciente a Memphis Slim.

Más allá del autor de los temas, B.B. King logró darle su toque personal a cada uno de ellos. Con la guitarra siempre como principal protagonista y tocando acordes inconfundibles, este compilado de temas combinan las típicas trompetas del R&B con los coros y alaridos de B.B. Son temas que, a pesar de pertenecer a un género cuyos temas no son del todo alegres, el ritmo pegadizo e incluso bailable, conforman una entretenida pieza del mejor blues. Especialmente si esos sonidos provienen de la guitarra de un virtuoso como B.B. King.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Un comentario sobre “B.B. King – Singin’ the Blues (1956)”

Deja un comentario