Crosby, Stills & Nash – Crosby, Stills & Nash (1969)

Puntaje del Disco: 9

  1. Suite: Judy Blue Eyes: 10
  2. Marrakesh Express: 9
  3. Guinnevere: 8,5
  4. You Don’t Have To Cry: 8,5
  5. Pre-Road Downs: 8
  6. Wooden Ships: 9
  7. Lady Of The Island: 7
  8. Helplessly Hoping: 8
  9. Long Time Gone: 9
  10. 49 Bye-Byes: 8

A fines de los sesenta se formaría una asociación entre músicos provenientes de diferentes bandas de los sesenta. David Crosby de los Byrds, se juntaría con Stephen Stills, antiguo miembro de Buffalo Springfield, y con Graham Nash procedente de los Hollies. Este trío dio que hablar en aquellos años, participando incluso en Woodstock, y su álbum debut fue posiblemente el más importante en su carrera conjunta.

Al escuchar este grupo evidenciamos una clara influencia de Simon y Garfunkel. De hecho este trabajo puede ser confundido por obras del dúo como Bookens, ya que su música hace hincapié en un folk melódico en el que agudizan la presencia de sus perfectas armonías vocales.

Crosby, Stills & Nash, el disco en sí mismo, marca un poco el grado de preponderancia que tenía cada miembro en su participación. Si bien en el álbum se reparten la autoría de las canciones, se denota que Stills tenía un plus liderando al resto, por el excelente nivel compositivo de sus canciones. Entre ellas la más destacada es “Judy Blue Eyes”, una suite muy original de folk, segmentada en diversos pasajes, que es espectacular desde lo melódico y en su unión vocal. Los temas que inmediatamente la suceden tampoco desentonan, pasando por “Marrakesh Express”, aporte de Nash, y “Guinnevere”, una especie de continuación de “Everybody’s Been Burned” de Crosby.

El resto del material del disco sigue siendo compacto y esta nutrido por diversidad en las canciones. Por ejemplo, encontramos números de folk psicodélico como “Pre-Road Downs”, otros que rockean en gran forma como “Long Time Gone” y tenemos a “Wooden Ships”, uno de los pocos clásicos en los que hay una colaboración conjunta en la composición, en este caso entre Crosby y Stills (Paul Kantner de Jefferson Airplane también fue participe), en el que logran una suerte de rock/blues más eléctrico que el folk acústico de todo el trabajo.

Tiempo más tarde se incorporaría otra figura emblemática en su escuadra, nada menos que Neil Young, y en 1970 juntos lanzarían otro disco sobresaliente como lo fue Deja Vu.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]
Artículos Relacionados