Bob Dylan – Nashville Skyline (1969)

Puntaje del Disco: 8

  1. Girl From The North Country: 8
  2. Nashville Skyline Rag: 7,5
  3. To Be Alone With You: 8
  4. I Threw It All Away: 8,5
  5. Peggy Day: 7,5
  6. Lay Lady Lay: 9,5
  7. One More Night: 7,5
  8. Tell Me That It Isn’t True: 8
  9. Country Pie: 7,5
  10. Tonight I’ll Be Staying Here With You: 9

Country y más Country. John Wesley Harding realmente marcó el inició de una nueva fase en la carrera de Bob Dylan, que se sucedería con su subsiguiente Nashville Skyline.

Sin embargo, en este nuevo disco se nota un aire algo distinto. Y en esto tiene que ver mucho la voz de Dylan que cambia radicalmente, aparentemente porque dejó de fumar. Es irreconocible. Imagínense si el “Coco” Basile deja de fumar… el resultado puede ser similar a este. Ya desde “Girl From The North Country”, interpretada a dúo con Johnny Cash, nos hace preguntar por primera vez si realmente es Dylan el otro cantante.

Esta puede ser la principal particularidad de Nashville Skyline, pero si nos centramos en el disco en sí mismo, nos encontramos con un trabajo bastante bueno, pero alejado de lo mejor que ofrece Dylan.

Nashville Skyline es un álbum bastante corto de country (alrededor de 25 minutos de duración) el cual está principalmente integrado por baladas, a excepción de la instrumental “Nashville Skyline Rag”. Entre estas baladas las que más prevalecen son números como “I Threw It All Away”, “Tonight I’ll Be Staying Here With You” y especialmente “Lay Lady Lay”, el verdadero clásico del disco en base a esa aplastante atmosfera seductora.

A pesar de que Nashville Skyline puede resultar un disco un poco escueto, Dylan también se las ingenia para que tenga ese toque distintivo que lo hace ser una escucha obligada para el fan.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Beck – Midnite Vultures (1999)

Puntaje del Disco: 8

  1. Sexx Laws: 8,5
  2. Nicotine & Gravy: 9
  3. Mixed Bizness: 8
  4. Get Real Paid: 8
  5. Hollywood Freaks: 6,5
  6. Peaches & Cream: 7
  7. Broken Train: 7,5
  8. Milk & Honey: 8
  9. Beautiful Way: 7
  10. Pressure Zone: 8
  11. Debra: 8,5

Cambiar de estilos de un trabajo a otro ha sido una de las características mas distintivas de la carrera de Beck, es sin dudas uno de los músicos mas innovadores de las ultimas décadas. En 1999 luego del intimista Mutations producido por Nigel Godrich, volvería a trabajar en la producción con los Dust Brothers (productores de Odelay) y como resultado nos encontramos con Midnite Vultures, una mezcla inexplicable de sonidos modernos tomando cosas del soul, funk, electrónica y hip hop con un estilo rítmico similar a Odelay (pero mucho menos inspirados que su álbum emblema) y usando a Prince como su base e inspiración permanente, utilizando su humor absurdo como parte de su repertorio a la hora de las composiciones aunque un poco pasado de rosca por momentos.

Los singles “Sexx Laws” y “Mixed Bizness” contribuyeron con el éxito del disco que lograría a ser disco de oro en Estados Unidos al igual que su antecesor aunque recibiría críticas dispares entre los distintos críticos especializados. Por encima de estos habría que destacar los momentos musicales mas interesantes como “Nicotine & Gravy” y “Debra”.

Después de Midnite Vultures, Beck entró en un período de inactividad que duró tres años para en 2002 volver al ruedo con Sea Change, más introspectivo que los anteriores, inspirado por una ruptura sentimental que nos seguiría demostrando la capacidad de Beck para cambiar de enfoques musicales siempre manteniendo un gran nivel.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

George Harrison – Living in the Material World (1973)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Give Me Love (Give Me Peace On Earth): 9
  2. Sue Me Sue You Blues: 9
  3. The Light That Has Lighted The World: 8,5
  4. Don’t Let Me Wait Too Long: 8
  5. Who Can See It: 8,5
  6. Living In The Material World: 8
  7. The Lord Loves The One (That Loves The Lord): 7,5
  8. Be Here Now: 7
  9. Try Some Buy Some: 8
  10. The Day The World Gets ‘Round: 7,5
  11. That Is All: 8,5

All Things Must Pass fue un disco triple demasiado perfecto, sublime, fantástico en todos los aspectos, imposible de igualar. Con este terrible peso en su espalda Harrison tuvo que lanzar un nuevo disco que obviamente fue inferior a su predecesor. Pero no hay por qué preocuparse, Living in the Material World tiene su encanto propio, y pelea por ser su segundo mejor trabajo discográfico.

Living in the Material World es realmente muy bueno, pero no sobresaliente. Lo que se nota de entrada es que ninguna de sus canciones son irresistiblemente bellas como si las fueron las de All Things Must Pass, como si Harrison hubiera perdido esa naturalidad para componer clásicos magistrales por decantación. Mientras en un disco los temas son frescos y transmiten pura inspiración, en el otro son buenos, pero un poco más forzados y genéricos. Pero donde más evidente se hace el peso de All Things Must Pass es en las baladas. Acá no hay clásicos sobrehumanos como “I’d Have You Anytime” o “Isn’t It A Pity”, y eso que George nos entrega muy buen material de esta clase como “Who Can See It”, “The Light That Has Lighted The World” y “That Is All”, con Nicky Hopkins y Gary Wright destacándose en el piano. Pero no hay manera de igualar las otras.

Lo más remarcable es que Harrison toma mayor protagonismo como guitarrista (es el único en cuestión). Basta de otras colaboraciones como la de Clapton (su “amigo” que se quería manducar a su esposa). Al ex beatle le sobra talento en el tema. Y como tal compuso canciones espectaculares como el single acústico “Give Me Love” y la original blusera “Sue Me Sue You Blues”.

Concluyendo, Si bien Living in the Material World no se aleja mucho de la línea de All Things Must Pass, no deja de ser su hermanito menor (con el diminutivo bien puesto).

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

The Rolling Stones – Exile on Main St (1972)

Puntaje del Disco: 10

  1. Rocks Off: 10
  2. Rip This Joint: 9
  3. Shake Your Hips: 7,5
  4. Casino Boogie: 8,5
  5. Tumbling Dice: 9
  6. Sweet Virginia: 8,5
  7. Torn and Frayed: 10
  8. Sweet Black Angel: 8
  9. Loving Cup: 9
  10. Happy: 8,5
  11. Turd on the Run: 8,5
  12. Ventilator Blues: 9,5
  13. I Just Want to See His Face:
  14. Let It Loose: 10
  15. All Down the Line: 9
  16. Stop Breaking Down: 9,5
  17. Shine a Light: 9
  18. Soul Survivor: 9

Exile on Main St es señalado como el álbum más brillante y exquisito en la vasta carrera de los Rolling Stones. Es un disco que toma tiempo asimilarlo, de esos que con cada nueva escucha se descubren cosas nuevas que te hacen quererlo y disfrutarlo aun mas.

Se edito en Mayo de 1972 como disco doble mezclando rock & roll, blues, soul y country, lo que demuestra que los Stones no buscaban nada nuevo, lo nuevo era la sustancia la forma en que perfectamente se mezclan las distintas facetas en las que atraviesa las distintas composiciones. Destacándose de sobremanera la presencia de las guitarras de Mick Taylor que junto a Keith Richards logran complementarse de maravillas como en ningún otro momento en los que Taylor participo en la banda.

Acerca del disco Keith decía sobre Exile » fue un álbum doble y por ello tocamos diferentes áreas. No comenzamos pensando en que iba a ser doble; pero cuando terminamos con las grabaciones no pudimos dejar mucho material afuera”. Por otro lado Mick en los últimos años a declarado que era un disco sobrevalorado y que no entendía el fanatismo de los fans de los Stones porque no tenia demasiados hits, “No estoy seguro que tan grandiosas son las canciones, pero conjuntamente forman una linda pieza”

Exile arremete de entrada con el mejor tema de apertura en un disco de los Stones “Rocks off”, seguido por el rock acelerado de “Rip this Joint”, de inmediato nos encontramos con otros puntos altos como la emocional “Tumbling Dice”, un gran tema country “Sweet Virginia” y otro gran momento en “Torn and Frayed”. A continuación se puede apreciar en forma impecable la voz de Mick en “Loving Cup” y una de las canciones que interpreta Richards más emblemáticas “Happy”. Cerrando esta obra de excelente forma se encuentran una andanada de temas uno mejor que el otro como para terminar satisfechos de tanta buena música como “All Down the Line”, “Stop Breaking Down” y un clásico olvidado en el repertorio Stone la balada “Let it Loose”.

Casi a 40 años de su salida Exile continua sonando contemporáneo y sólido como pocos álbumes dobles lo pueden hacer enmarcándolo en no solo uno de los mejores trabajos de los Rolling Stones sino también en uno de los mas importantes en la historia del rock and roll incluyéndose entre los mejores discos de todos los tiempos en cada ranking habido y por haber.

En Abril de este año los fans de los Stones recibieron una noticia atrayente especialmente para los fanaticos de esta época de la banda, con motivo del 38 aniversario de la edicion de Exile se edito una reedición de este emblematico disco, con distintas versiones de algunos de ss temas y canciones ineditas de la sesión de grabacion. Un mes mas tarde la reedicion de Exile on Main St alcanzo el numero uno en los charts británicos. The Rolling Stones se convirtieron en el primer grupo que consiguió que un disco reeditado alcanzara el numero uno decadas despues de su primera edición.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 2 Promedio: 5)

Lou Reed – Coney Island Baby (1976)

Puntaje del Disco: 9

  1. Crazy Feeling: 9,5
  2. Charley’s Girl: 8
  3. She’s My Best Friend: 9
  4. Kicks: 9
  5. A Gift: 8,5
  6. Ooohhh Baby: 8,5
  7. Nobody’s Business: 8
  8. Coney Island Baby: 9

El retorno de un héroe. Lou Reed luego de la inaguantable bofetada de Metal Machine Music vuelve en su mejor forma con Coney Island Baby, un disco que nos sigue mostrando la increíble evolución de Reed, quien afortunadamente deja de intentar parecerse a David Bowie para ser él mismo. Este cambio de actitud conllevo en que adopte un estilo más pasional, templado, sin grandes pretensiones como en Berlin y más convencional como la última etapa de la Velvet (como en Loaded y The Velvet Underground).

Coney Island Baby es un álbum integrado por canciones cargadas del romanticismo de Reed, que no cuenta con melodías espectaculares, pero que igualmente generan un clímax sensacional. Y en esto también tiene que ver mucho en cómo interpreta Lou Reed las canciones. No solo en sus singulares entonaciones, sino también en que deja de cantar para recitar sonando “cool” en todo momento. Basta con escuchar el tema titular del álbum, “Coney Island Baby”, para darse cuenta.

Y es así como nos encontramos con un disco parejito, sin bajones como Berlin, ni arrebatos comerciales como en Sally Can’t Dance. Haciendose notar por un lado canciones más seductoras como “A Gift” y “Coney Island Baby”, y cortes más dinámicos como “Crazy Feeling” y “She’s My Best Friend”. Y en el medio también tenemos a “Kicks”, un tema que rompe esquemas con su estructura semi-jazzera y que rockea descontrolándose sobre el final con Lou interpretando con genialidad y gracia la frase: “I ne ne ne ne ne need some Kicks!”.

Un capo que “necesita patadas”, pero en realidad merece un aplauso por este trabajo.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Alanis Morissette – Supposed Former Infatuation Junkie (1998)

Puntaje del Disco: 8

  1. Front Row: 6,5
  2. Baba: 6
  3. Thank U: 9
  4. Are You Still Mad: 7
  5. Sympathetic Character: 6
  6. That I Would Be Good: 8
  7. The Couch: 7
  8. Can’t Not: 7,5
  9. UR: 6,5
  10. I Was Hoping: 8
  11. One: 7
  12. Would Not Come: 6,5
  13. Unsent: 7
  14. So Pure: 8
  15. Joining You: 7
  16. Heart of the House: 7
  17. Your Congratulations: 7

El gran éxito musical y comercial de “Jagged Little Pilled” de 1995 posicionó a Alanis Morissette en el escalón de celebridad mundial. La enorme cantidad de ventas y la calidad de sus canciones le otorgaron no sólo diversos premios, sino también la posibilidad de colaborar con prestigiosos artistas, como fue el caso del disco “Before This Crowded Streets” de Dave Matthews Band. Aquellos reconocimientos agrandaban su figura así como también la ansiedad de sus fans por un nuevo material.

En 1998 Morissette lanzó su cuarto álbum “Supposed Former Infratuation Jinkie”, con la compleja tarea de superar lo hecho por su antecesor. El efecto “disco siguiente al súper disco” cumplió su premisa, por lo que en rasgos generales, no logró un efecto tan impactante. En esta oportunidad Alanis presenta un planteo algo inusual a lo que venía mostrando anteriormente, ya que acude a canciones sin puentes o coros, tales son “Front Row”, “The Couch” y “I Was Hoping”. Por otro lado, luego de un viaje a la India, la canadiense descubrió los preceptos del Budismo, los cuales marcarían sus experiencias personales y se verían reflejadas en un no muy logrado “Baba” y “Thank U”, que en cambio, sería uno de los hits en la carrera de Alanis. Estas influencias religiosas quedaron expresadas también en la tapa del disco, con la sonrisa de la artista de fondo.

“Are You Still Mad” y “Sympathetic Character” son dos temas en los que se destaca la gran voz de Alanis con tonos altos aunque cortos. En “That I Would Be Good”, con un cálido piano y una guitarra acústica se puede apreciar en perfecta dimensión su maravillosa voz. De las siguientes cinco canciones sobresale “I Was Hoping”, una balada más enfocada en la letra que en la música, similar a “Joining You”. Con un estilo dance pop Alanis introduce también “So Pure”, un tema que fue originalmente grabado antes de la salida de “Jagged Little Pilled”.

En el final “Your Congratulations” retoma la vía lírica para cerrar el disco con los dotes corales de Morissette. Las ventas no fueron las mismas que el disco anterior, el suceso se había estabilizado; sin embargo, “Supposed Former Infatuation Junkie” es uno de los mejores trabajos en la carrera de esta talentosa artista.

Piro

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

The Dandy Warhols – Thirteen Tales from Urban Bohemia (2000)

Puntaje del Disco: 8

  1. Godless: 8
  2. Mohammed: 7
  3. Nietzsche: 8
  4. Country Leaver: 6,5
  5. Solid: 8,5
  6. Horse Pills: 8
  7. Get Off: 7,5
  8. Sleep: 8
  9. Cool Scene: 8
  10. Bohemian Like You: 9,5
  11. Shakin’: 8,5
  12. Big Indian: 8
  13. The Gospel: 6

Procedentes de Oregon, Estados Unidos The Dandy Warhols es un grupo de rock alternativo surgido a principios de los noventa que recien comenzaria a obtener notoriedad a nivel mundial para principios de la década siguiente llegando a ser teloneros de grosos como David Bowie y The Rolling Stones. De la mano de su líder el vocalista y guitarrista Courtney Taylor son capaces de confeccionan un pop vibrante y crear un sonido rico e hipnótico. Junto a Taylor desde un primer momento estuvieron Zia McCabe (bajo y teclados), Peter Holmstrom (guitarra), y Eric Hedford (bateria), luego reemplazado por Brent De Boer en el 2000.

Sus primeros discos Dandy’s Rule, OK? (1995) y The Dandy Warhols Come Down (1997) les ayudo a tener un exito moderado y a realizar distintas giras por Estados Unidos. Con el correr de los discos debido a la ola de brit pop reinante en la época el sonido de los Dandy Warhols comenzo a europeizarse lo que les gano muchos mas adeptos y repercusión en el Reino Unido que en su país natal.

Su tercer trabajo en el verano del 2000 Thirteen Tales From Urban Bohemia Marcaria su despegue definitivo debido al éxito que provoco su hit por excelencia el pegadizo “Bohemian Like You”, pero hay otras sorpresas en este álbum como las notarias inspiraciones de Lou Reed y Elastica en “Solid Lou Reed, y “Shakin’” respectivamente. Además demuestran moverse bastante bien en su faceta épica en “Godless” y “Nietzsche” y también en momentos mas pop como “Sleep”. “Get Off” y “Cool Scene”.

Mas haya de ser un disco con altos y bajos, The Dandy Warhols comenzarían a enderezar su carrera hacia el buen camino con Thirteen Tales From Urban Bohemia y Taylor continuaría demostrando creatividad y buenas canciones en sus siguientes trabajos que empezaron a ser observados por su creciente masa de fanáticos y a ser de bastante influencia para el Indie rock reinante en la década pasada.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Jethro Tull – Thick as a Brick (1972)

Puntaje del Disco: 10

  1. Thick as a Brick (Part 1): 10
  2. Thick as a Brick (Part 2): 10

Si Aqualung te gustó Thick as a Brick te va a encantar. Aqualung fue la perfecta combinación de hardrock y rock progresivo de Jethro Tull, pero Thick as a Brick es su verdadera obra maestra que consagró a Ian Anderson como un legítimo genio.

Según Anderson: «El álbum fue una parodia a los álbumes de Yes y Emerson, Lake & Palmer”. Y qué manera de reírse de todos. Ian nos trae un disco conceptual respondiendo a aquellos que catalogaban a Aqualung como tal. Y el resultado fue brillante.

Aparentemente, según los dichos de Anderson, su concepto se basó en la letra de un poema de un chico (ficticio) llamado Gerald Bostock, la cual también figura en la portada del álbum diseñada como si fuera el diario de un pueblo.

Ahora bien, la genialidad de Thick as a Brick se encuentra en que a pesar de ser una sola canción dividida en dos partes, se puede apreciar la abrumadora combinación de folk rock y hard rock. Es una mezcla sencillamente perfecta de tramos acústicos y otros eléctricos, que te permite deambular en diversos pasajes sin puntos flojos y que además nunca pero nunca aburre. Y esto es algo para recalcar, es difícil conservar este nivel sobresaliente en más de 40 minutos de disco. Ian Anderson lo logró, manteniendo el clásico sonido de Jethro Tull (con su inimitable flauta) e incursionando también en el uso de sintetizadores.

Y para que los fanáticos tengan en cuenta, nuevas adaptaciones de este disco incluyen la muy buena y acortada versión en vivo de “Thick as a Brick” desde el Madison Square Garden en 1978.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 5)