Oasis – Heathen Chemestry (2002)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The Hindu Times: 9
  2. Force Of Nature: 8
  3. Hung On a Bad Place: 7
  4. Stop Crying Your Heart Out: 8
  5. Songbird: 8,5
  6. Little By Little: 9
  7. A Quick Peep:
  8. (Probably) All In The Mind: 7,5
  9. She Is Love: 8,5
  10. Born In A Different Cloud: 7
  11. Better Man: 8,5

Standing no tuvo el fruto que Noel Gallagher esperaba. A pesar de intentar que Oasis suene con otra onda, asfixiado por la necesidad de cambiar el aire, el disco fue más bien golpeado por la crítica especializada. Pero la etapa de resaca y pleito entre los Gallagher parecía que lentamente tomaba nuevas direcciones. Heathen Chemestry marcaría un proceso de cambio positivo.

Lo que caracterizó a este nuevo álbum fue la democratización interna. Noel Gallagher dejaría de ser el compositor monopólico (seguiría siendo el principal), dándole lugar a Liam quien contribuyo con la cantidad “sustancial” de tres canciones (todo un esfuerzo para este borracho) y también dejándole espacio a Gem Archer y Andy Bell que demostraron aportar algo más que buenos modales para la banda.

Esto derivó en un progreso a nivel compositivo en líneas generales. Oasis deja la ambición de parecerse a The Chemical Brothers. Y si bien se repiten formulas en power ballads comerciales como “Stop Crying Your Heart Out”, también nos topamos con números como “Songbird”, con un acordeón y sintetizadores que sorprenden y muestra mejoras a nivel arreglos. Como si después de todo Standing hubiera dejado algo tangible para Oasis. Sin embargo, Heathen Chemestry está lejos de la proeza de Morning Glory o Definitely Maybe.

Chemestry comienza con uno de sus singles de difusión, “The Hindu Times”, un hit que combina guitarras empalagosas con una melodía sumamente adictiva (la mejor del disco). Después está “Force Of Nature”, un rocker interpretado por Noel con un riff que marca un ritmo aplastante, muy distinto a cualquier cosa que haya desentrañado el mayor de los Gallagher antes. “Hung On a Bad Place” es la canción de Archer, la cual rockea con intermitencias interesantes del bajo pero sin llegar a ser demasiado atrapante. “Stop Crying Your Heart Out” arranca la seguidilla de baladas de Oasis, siendo esta la más repetitiva y corriente a pesar de ser hermosa (uno ya escucho este tipo de temas en el pasado). Luego está “Songbird”, la composición más famosa de Liam, un suspiro en el cual una vez más declara su fascinación por los Beatles (es el “Blackbird” de Oasis). Y finalmente, nos encontramos con “Little By Little”, que debe ser la décimo quinta power ballad de Noel, y aún así suena a clásico instantáneo por su brillante estribillo.

En la mitad del álbum, aparece “A Quick Peep”, uno de los fragmentos instrumentales más desapercibidos y competentes que escuche del grupo, obra del señor Bell. Lo continúa “(Probably) All In The Mind”, una especie de experimento psicodélico más propio de la estirpe de SOTSOG, para después darle lugar a la adorable acústica “She Is Love” y al segundo aporte de Liam “Born In A Different Cloud”, interesante pero estirada como los viejos vicios de Be Here Now. Y para terminar Liam nos sorprende componiendo un buen número de hard rock, muy simple y dinámico como “Better Man”.

Heathen Chemestry nuevamente sería degradado por la crítica, al realizar la comparación obvia con los discos iniciales de la banda. Pero desde mi humilde opinión, nos mostraría por primera vez a Oasis como banda y no como el cerebro unitario de Noel Gallagher.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]