Paul McCartney & Wings – Wild Life (1971)

Puntaje del Disco: 6

  1. Mumbo: 6
  2. Bip Bop: 4,5
  3. Love Is Strange: 6
  4. Wild Life: 6
  5. Some People Never Know: 8
  6. I Am Your Singer: 6,5
  7. Bip Bop Link: –
  8. Tomorrow: 7,5
  9. Dear Friend: 6,5
  10. Mumbo Link: –

En 1971, luego de lanzar un disco espectacular como Ram, Paul McCartney con su esposa Linda se juntarían con el guitarrista Denny Laine y el baterista Denny Seiwell conformando el grupo Wings. En ese mismo año la banda produciría su primer trabajo, Wild Life.

La verdad cuando uno escucha Ram, con McCartney en su máximo esplendor, se tiene ciertas expectativas de lo que puede hacer el ex Beatle. Pero Wild Life es absolutamente desalentador. Si nos preguntamos cuál es el problema de este disco en realidad encontramos varios defectos: en primer lugar, las melodías de impecable calidad Beatle de Paul no existen; en segundo lugar, la mayoría de las canciones son innecesariamente largas y aburridas; en tercer lugar, es un disco plagado de canciones descartables y rellenos inadecuados; y por último y más importante, Wild Life es un álbum asquerosamente ordinario y rudimentario.

A pesar de que lo expuesto es muy duro, Wild Life no es impresentable, simplemente no está a la altura del repertorio de McCartney. Pero esto no justifica lo pobre, apresurado y falto de ideas de este trabajo. Tal es así que solo una canción se destaca entre todas, la balada multi segmentada “Some People Never Know”. También podemos rescatar la canción pop “Tomorrow”. Sin embargo, el resto de los cortes te llevan al bostezo, con su aire relajado y campestre como la tapa del disco lo sugiere. Entre las cuales podemos encontrar: «Dear Friend», una balada con piano estirada y aplomada dedica a su “amigo” Lennon; cortes terriblemente estupidos y repetitivos como “Bip Bop”; y otras banalidades intrascendentes como “Mumbo”, la alargada “Wild Life” y el cover “Love Is Strange”.

En otras palabras, Wild Life con toda su trivialidad está muy cerca de lo que alguna vez estableció la crítica especializadaza: “El peor disco de estudio de los Wings”.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 2 Promedio: 3)

Beastie Boys – Licensed to Ill (1986)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Rhymin & Stealin: 9
  2. The New Style: 9,5
  3. She’s Crafty: 8,5
  4. Posse in Effect: 7,5
  5. Slow Ride: 8,5
  6. Girls: 7
  7. Fight for Your Right: 9,5
  8. No Sleep till Brooklyn: 9,5
  9. Paul Revere: 9
  10. Hold It Now, Hit It: 9
  11. Brass Monkey: 9
  12. Slow and Low: 8
  13. Time to Get Ill: 8,5

Beastie Boys consiste en los neoyorquinos Michael “Mike D” Diamond, Adam «MCA» Yauch, y Adam «Ad-Rock» Horovitz al que se les agregaría el DJ Michael «Mix Master Mike» Schwartz mas adelante. Surgieron a finales de los setenta como una banda de punk y cambiaron su estilo radicalmente gracias al productor Rick Rubin en 1985 para finalmente convertirse en uno de los grupos mas exitosos de hip-hop, aunque no tradicional capaces de fusionarlo con distintos estilos.

Su disco debut Licensed to Ill no se haría tardar y saldría a las ventas para finales de 1986, desde su lanzamiento el álbum gozo de criticas muy favorables y gran éxito comercial, convirtiéndose en el disco de rap que por primera vez se ubico en el numero uno de Billboard y se mantuvo allí por cinco semanas (dato no menor, dada la masividad que alcanzo este genero en las siguientes décadas), por citar un caso la revista Rolling Stones comento el disco con una cómica línea “tres idiotas crearon una obra maestra”. Aunque dentro del ambiente del rap no eran bien vistos cuestionados por frases como esta “¿Cómo tres chicos bien educados de Manhattan iban tratar temas relacionados con las desventuras callejeras?», se preguntaban sus detractores.

Su mezcla de heavy metal, punk y hip hop se palpan desde el comienzo al fin de Licensed to Ill, los temas «Fight For Your Right,» «No Sleep Til Brooklyn» y «Brass Monkey» se convirtieron en una sensación inmediata, “The New Style”, “Paul Revere”, «Rhymin & Stealin» (contiene samples de “Sweet Leaf “ de Black Sabbath, «When the Levee Breaks» de Led Zeppelin y «I Fought the Law» de The Clash) y “She’s Crafty” (con samples de “The Ocean” también de Led Zeppelin) son otro claro ejemplo de lo que estos tres jóvenes eran capaces de aportar en creatividad y talento.

Actualmente los Beastie Boys son uno de las más añejas historias vivientes del hip-hop , han logrado superar el genero y continúan recogiendo críticas favorables y éxito comercial más de veinticinco años después de su primer trabajo.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Doves – The Last Broadcast (2002)

Puntaje del Disco: 8

  1. Intro: –
  2. Words: 9
  3. There Goes the Fear: 9
  4. M62 Song: 7,5
  5. Where We’re Calling From:
  6. N.Y.: 9
  7. Satellites: 7,5
  8. Friday’s Dust: 7
  9. Pounding: 8,5
  10. Last Broadcast: 7,5
  11. The Sulphur Man: 7,5
  12. Caught by the River: 8

En una especie de curva evolutiva, con el éxito de Radiohead en los últimos años, grupos como Coldplay lo tomaron como referencia en la construcción de su estilo. Luego aparecieron bandas como Keane que tomaron a Coldplay como influencia. Doves formó parte de esta evolución. Sin embargo, su vertiente aglomeraba muchos más grupos. En su álbum debut, ya había demostrado su procedencia de bandas como Radiohead y también de grupos de britpop como Oasis y The Verve. En su segundo álbum, The Last Broadcast, sucedería algo similar, recabando en distintas bandas británicas como Coldplay, pero llevando su rock a un nivel más luminoso.

The Last Broadcast tiene un estatus equivalente al de Lost Souls, en el cual se destacan los distintos matices que Doves con éxito logra. Por eso es atrayente, pero no es perfecto, porque no pienso que la mayoría de sus temas logren ser grandes en el tiempo. Pero como todo buen disco, The Last Broadcast tiene sus momentos de brillo, comenzando por “Words”, uno de los cortes con una de las melodías que más hincapié hace en Coldplay. También está la explosiva “N.Y.”, un tema que amaga a rockear ásperamente hasta que cambia de ritmo. “There Goes the Fear”, un single lúcido y el más reconocido de este trabajo, junto al mini clásico “Pounding” cierran el grupo de cortes más célebres del disco.

En lo que queda del CD se ensamblan cortes instrumentales que parecen pintar más para el relleno como “Where We’re Calling From”, junto a buenas canciones aunque un poco infladas como “Satellites” y otras como “Last Broadcast” y “The Sulphur Man” que te hacen pasear en atmósferas espaciales que por momentos te atrapan y por otro lado no terminan de cerrar. Y también está “M62 Song”, un plagio a “Moonchild” de King Crimson.

Para finalizar The Last Broadcast encontramos a “Caught by the River” que me recuerda a un britpop de los noventa de la onda de Oasis, demostrando nuevamente que de las herramientas que usa Doves, terminé hablando más de otras bandas que de ellos mismos, como si a su identidad le costará desprenderse de su arraigada influencia.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Desde el Underground: Czar Córdoba – En un Sitio Lleno de Rotas Guitarras

Puntaje del Disco:

  1. En un Sitio Lleno de Rotas Guitarras
  2. Otro Segundo
  3. El Mismo Blues
  4. Para Que Sirve una Canción

Hace un tiempo cuando en el Persi Music inauguramos la sección Nuevas Promesas, el primer artista que presentamos fue Czar Córdoba, un guitarrista argentino del under surgido en la década de los 90 que actualmente está radicado en los Estados Unidos, quien con un interesante blues nos ofreció parte de su material. En aquella oportunidad habíamos adelantado que Czar se encontraba trabajando en un nuevo EP. “En un Sitio Lleno de Rotas Guitarras” es su más reciente producción que a través del Persi Music te acercamos.

Fiel a su estilo blusero el primer tema comienza lento pero luego levanta con un muy buen riff de guitarra. “Otro Segundo” repasa la fugacidad del tiempo, los espejos y la infinidad de los segundos, en temáticas bien borgeanas.”El Mismo Blues” arranca con un piano solitario hasta que nuevamente la guitarra toma el control para ofrecer una buena combinación tanguera con el sutil toque de blues que Czar le impregna a cada canción. Por último en “Para Que Sirve una Canción”, con diferentes argumentos y razones, Córdoba refleja los poderosos efectos que la música puede tener, tanto para calmar un dolor como para compartir momentos con seres queridos.

Czar logra captar, con buenos arreglos de piano y guitarra, lo más íntimo del blues y del tango. Con buenas letras también este artista continúa progresando en la escena y nos ofrece este material que significa un importante avance en su carrera.

Piro

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Nick Cave & The Bad Seeds – The Firstborn is Dead (1985)

Puntaje del Disco: 8

  1. Tupelo: 8,5
  2. Say Goodbye to the Little Girl Tree: 7
  3. Train Long-Suffering:: 7,5
  4. Black Crow King: 7,5
  5. Knockin’ on Joe: 8,5
  6. Wanted Man: 8
  7. Blind Lemon Jefferson: 6,5
  8. The Six Strings That Drew Blood: 8
  9. Tupelo (Single version): 7

La prolífica carrera de Nick Cave & the Bad Seeds daría su segundo paso con The Firstborn Is Dead (1985), el disco no tubo la misma aceptación como su debut entre los críticos, una especie humana que a Nick Cave no le cae nada simpática, como se puede evidenciar en sus declaraciones de la época: «La prensa británica me ha tratado de manera asquerosa, Es un fenómeno especial que los periodistas, de manera muy desagradable, tienen una especie de competencia los unos con los otros. Una competencia que consiste en descubrir bandas. Quién llega primero. Después se trata de tirar abajo esas mismas bandas tan pronto como sea posible. Y algo así nos sucedió a nosotros”.

Una de las canciones mas representativas del disco es “Tupelo”, ciudad donde nació Elvis Presley. Referencia que también se puede encontrar en el titulo del álbum que pertenece a una frase atribuida al hermano de Elvis, Jesse Garon Presley.

En cuanto a lo musical Cave ampliaría significativamente su paleta de sonidos con respecto a su debut haciendo foco especialmente las raíces de la música americana. La emocional “Tupelo” contiene algunas de las ideas iniciales de la novela que Cave publicaría unos años más tarde y junto a «Wanted Man», cover de Bob Dylan, “The Six Strings That Drew Blood” y “Knockin’ on Joe” son lo mas interesante de este álbum que mas haya de algunas criticas continua mostrándonos la facilidad lírica de Cave que siempre fue uno de sus fuertes y el proceso de pleno crecimiento en el que el grupo se encontraba en los ochenta y los situaría como un oasis dentro de la música descartable que predominaba en esa década.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Highlights: Mejores Baladas

Top Ten de las Mejores Baladas:

1- Pink Floyd – Wish You Were Here: Uno de los clásicos de Floyd más aclamados. Su balada definitiva interpretada con guitarra acústica por David Gilmour, la cual nos trae las sensaciones de alienación de Roger Waters y, como todo su álbum homónimo, formó parte del tributo al loquito de Syd Barret.

2- The Beatles – Let it Be: Los Beatles se habrán separado en 1969, pero un año más tarde sería lanzado el álbum que contendría una de sus baladas más famosas junto a “Yesterday”: “Let it Be”.

3 – John Lennon – Imagine: ¿Hay canción más conocida de Lennon que esta? Sin dudas es una de las mejores composiciones de la historia, con John cantando con piano sobre mundo ideal. Un total soñador del mensaje de “amor y paz”.

4- The Rolling Stones – Angie: Una de las baladas más rutilantes y encantadoras de los Stones junto a “Wild Horses”. La historia cuenta que Mick Jagger la escribió en dedicatoria a la esposa de David Bowie, Angela. Porque según se dice Bowie los encontró a ambos en la cama.

5- Bob Dylan – Knockin’ on Heavens Door: Golpeando las puertas del cielo, sensaciones de alguien a punto de morir. Otra conmovedora canción de uno de los escritores más legendarios del rock: Bob Dylan.

6- Guns N’ Roses – November Rain: Las ostentosas pretensiones de Axl Rose derivaron en que componga un tema épico de magistral calidad. Rose en piano, como si fuera Elton John, nos relata una historia trágica con un Slash inspirado en guitarra. Y a pesar de ser una canción extensa sus diversos pasajes no tienen desperdicio. Una experiencia sin igual.

7- Radiohead – Creep: La canción que hizo conocido a Radiohead en sus años iniciales. Una de sus baladas más mediatizadas, con su melodía convencional (para ser Radiohead) ambientada en una atmosfera semi depresiva en donde Thom Yorke nos habla sobre un pobre tipo que busca conquistar una mujer.

8- R.E.M. – Everybody Hurts: “Everybody Hurts” es una de esas baladas que te rompen el corazón. Encantadora por donde se la mire. Una curiosidad: John Paul Jones de Zeppelin colaboró en los arreglos de la misma.

9- Led Zeppelin – Stairway to Heaven: ¿El mejor tema de la historia es una balada? Es un tema épico brillante más que una balada clásica. Pero aún así sigue estando más allá del bien y del mal.

10- Pearl Jam – Better Man: Lenta al principio hasta que toma un ritmo formidable. “Better Man” es posiblemente la balada más simbólica y espectacular en la carrera de Pearl Jam.

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

The Brian Jonestown Massacre – Methodrone (1995)

Puntaje del Disco: 8

  1. Evergreen: 8,5
  2. Wisdom: 9
  3. Crushed: 8,5
  4. The Girl Suicide: 9
  5. Wasted: 8
  6. Everyone Says: 7
  7. Short Wave: 7
  8. She Made Me: 8
  9. Hyperventilation: 8
  10. Records:
  11. I Love You: 7,5
  12. End of the Day: 7
  13. Outback: 6
  14. She’s Gone: 8,5
  15. -: 7

The Brian Jonestown Massacre, un nombre largo pero sugestivo para una banda. Su denominación alude en primer lugar a la tragedia de Jonestown, donde un culto religioso terminó con más de 900 vidas en ese lugar, y por otro lado a su clara admiración por los Rolling Stones, más concretamente al guitarrista Brian Jones. Pero no seamos prejuiciosos, este no es un grupo rollinga barato y mediocre como los Ratones Paranoicos. Esto es algo más interesante. The Brian Jonestown Massacre es un grupo de Indie rock de los noventa comandado por el multi-instrumentalista (como Brian Jones) Anton Newcombe, que toma influencias de muchas bandas de renombre como The Velvet Underground, My Bloody Valentine y Sonic Youth. De hecho, su álbum debut Methodrone hace mucho hincapié en este tipo de influencias.

Methodrone es eso, un disco netamente de Indie rock, en donde combinan neo psicodelia con guitarras de corrosivas distorsiones. Pero estas guitarras marcan frecuentemente el mismo ritmo, por lo cual el disco se torna un poco repetitivo, y esto es tedioso si consideramos que este trabajo entero tiene una duración de más de 70 minutos.

Sin embargo, Methodrone en general es más bien compacto con buenos temas para disfrutar como: “The Girl Suicide”, una especie de encuentro entre la psicodelia byrdeana con una melodía que es más próxima a la Velvet Underground; o “Wisdom”, donde la psicodelia y el Indie marcan uno de los mejores momentos del álbum.

Methodrone no sería un disco muy reconocido para The Brian Jonestown, pero empezarían a ganar más prestigio con su segundo disco, Their Satanic Second Request.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Qa’a – Chi’en (2009)

Puntaje del Disco: 8

  1. Eastdown Westdown: 8,5
  2. Speaker Box: 8
  3. Time Is Key: 8
  4. Peeling Off: 8,5
  5. She Provides: 8
  6. Chi’en’: 8

Qa’a es una banda barcelonesa que se formó en el 2006, y cuya fama aún no ha cruzado el Atlántico. Y es que además recoge una línea musical de una fuerte raigambre europea como lo es el krautrock. El krautrock vio la luz en pleno proceso de reconversión experimental del rock (con figuras como Jimi Hendrix, Pink Floyd o Frank Zappa) pero en el otro lado del mundo: la alemania post-nazi de los 60’ y 70’ conoció sus respectivos Can, Faust, Amon Düüll y, forzando un poco el término, Kraftwerk.

En Qa’a notamos este éxtasis musical autodestructivo, de gozosa psicodelia, pero estructuralmente cuidado. Todo el disco, desde el principio hasta el final, debe ser escuchado en una habitación oscura con dos auriculares de excelente calidad. Y aún así, la mayor parte de la experiencia se pierde. Es claro que para poder entender a Qa’a, habría que presenciar un espectáculo en vivo.

Apacibles guitarras se alternan con tormentas de ruidos escalofriantes, con mucho énfasis en la creación de ambientes sonoros, difícilmente repetibles. Si bien una genética sonora une a todo el álbum, cada tema tiene su particularidad. “Eastdown Westdown” es una entrada amortiguada para lo que será la frenética y estruendosa “She Provides”, para culminar con una relajante “Chi’en’”, pasando por “Peeling Off”, que parte de unas percusiones tribalistas hasta lo más esquizofrénico de las guitarras características de los 60’ y 70’. En el medio, “Speaker Box”, tal vez una de las más musicales.

Con temas que van desde los 8 hasta los 25 minutos, Qa’a tiene una apuesta ambiciosa y diferente. Para los que no tenemos el oído entrenado, es una experiencia delicada: requiere mucha dedicación y atención a los matices. Absolutamente recomendable NO escucharla mientras se maneja.

La curiosidad: Qa’ a fue el último faraón de la primer dinastía egipcia (por el 2.800 A.C.).

Barba

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

The Cure – Faith (1981)

Puntaje del Disco: 8

  1. The Holy Hour: 8
  2. Primary: 8,5
  3. Other Voices: 7,5
  4. All Cats Are Grey: 8,5
  5. The Funeral Party: 6,5
  6. Doubt: 7
  7. The Drowning Man: 7,5
  8. Faith: 8

Faith (1981) es el tercer trabajo de una de las bandas emblemáticas de los ochenta, The Cure. El disco se enmarca en una atmosfera depresivo y denso siguiendo un poco la línea de Seventeen Seconds aunque mas profundo que su antecesor es considerado como “la calma previa a la tormenta” del siguiente álbum Pornography, la continuación de estilo de estos tres trabajos es considerado como la trilogía gótica de The Cure.

Uno de los temas preponderantes en Faith es la religión. Robert Smith lo había concebido como una serie de canciones que investigaran la idea de la fe como creencia y durante su composición visitó periódicamente la iglesia. Las citas bíblicas también aparecen frecuentemente.

“The Holy Hour”, «All Cats Are Grey» y “Faith” son piezas de densa atmosfera, casi oscura que nunca antes habíamos escuchado en las canciones de The Cure, contrastando esos momentos con los temas mas movidos como “Primary” y “Doubt” nos dan un pantallazo de las subidas y bajadas que envuelven a este periodo en la carrera del grupo.

Ciertamente Faith es un tanto depresivo y oscuro pero justamente por esto es uno de los discos mas subestimados y poco reconocidos y cuenta con canciones interesantes y atrayentes que The Cure pudo conjugar.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Oasis – Heathen Chemestry (2002)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The Hindu Times: 9
  2. Force Of Nature: 8
  3. Hung On a Bad Place: 7
  4. Stop Crying Your Heart Out: 8
  5. Songbird: 8,5
  6. Little By Little: 9
  7. A Quick Peep:
  8. (Probably) All In The Mind: 7,5
  9. She Is Love: 8,5
  10. Born In A Different Cloud: 7
  11. Better Man: 8,5

Standing no tuvo el fruto que Noel Gallagher esperaba. A pesar de intentar que Oasis suene con otra onda, asfixiado por la necesidad de cambiar el aire, el disco fue más bien golpeado por la crítica especializada. Pero la etapa de resaca y pleito entre los Gallagher parecía que lentamente tomaba nuevas direcciones. Heathen Chemestry marcaría un proceso de cambio positivo.

Lo que caracterizó a este nuevo álbum fue la democratización interna. Noel Gallagher dejaría de ser el compositor monopólico (seguiría siendo el principal), dándole lugar a Liam quien contribuyo con la cantidad “sustancial” de tres canciones (todo un esfuerzo para este borracho) y también dejándole espacio a Gem Archer y Andy Bell que demostraron aportar algo más que buenos modales para la banda.

Esto derivó en un progreso a nivel compositivo en líneas generales. Oasis deja la ambición de parecerse a The Chemical Brothers. Y si bien se repiten formulas en power ballads comerciales como “Stop Crying Your Heart Out”, también nos topamos con números como “Songbird”, con un acordeón y sintetizadores que sorprenden y muestra mejoras a nivel arreglos. Como si después de todo Standing hubiera dejado algo tangible para Oasis. Sin embargo, Heathen Chemestry está lejos de la proeza de Morning Glory o Definitely Maybe.

Chemestry comienza con uno de sus singles de difusión, “The Hindu Times”, un hit que combina guitarras empalagosas con una melodía sumamente adictiva (la mejor del disco). Después está “Force Of Nature”, un rocker interpretado por Noel con un riff que marca un ritmo aplastante, muy distinto a cualquier cosa que haya desentrañado el mayor de los Gallagher antes. “Hung On a Bad Place” es la canción de Archer, la cual rockea con intermitencias interesantes del bajo pero sin llegar a ser demasiado atrapante. “Stop Crying Your Heart Out” arranca la seguidilla de baladas de Oasis, siendo esta la más repetitiva y corriente a pesar de ser hermosa (uno ya escucho este tipo de temas en el pasado). Luego está “Songbird”, la composición más famosa de Liam, un suspiro en el cual una vez más declara su fascinación por los Beatles (es el “Blackbird” de Oasis). Y finalmente, nos encontramos con “Little By Little”, que debe ser la décimo quinta power ballad de Noel, y aún así suena a clásico instantáneo por su brillante estribillo.

En la mitad del álbum, aparece “A Quick Peep”, uno de los fragmentos instrumentales más desapercibidos y competentes que escuche del grupo, obra del señor Bell. Lo continúa “(Probably) All In The Mind”, una especie de experimento psicodélico más propio de la estirpe de SOTSOG, para después darle lugar a la adorable acústica “She Is Love” y al segundo aporte de Liam “Born In A Different Cloud”, interesante pero estirada como los viejos vicios de Be Here Now. Y para terminar Liam nos sorprende componiendo un buen número de hard rock, muy simple y dinámico como “Better Man”.

Heathen Chemestry nuevamente sería degradado por la crítica, al realizar la comparación obvia con los discos iniciales de la banda. Pero desde mi humilde opinión, nos mostraría por primera vez a Oasis como banda y no como el cerebro unitario de Noel Gallagher.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 3)