Postales Dramáticas: Coldplay en Argentina – Estadio River 26/02/2010

Desde aquellos tres recitales que Coldplay brindó en el teatro Gran Rex de la ciudad de Buenos Aires en 2007, los fanáticos de la banda liderada por Chris Martin esperaron pacientemente el tan ansiado retorno de sus ídolos. Como habían prometido en aquella oportunidad, el lugar elegido esta vez fue el Estadio Monumental, cuya capacidad para 60.000 personas cumple en mejor medida las expectativas de los fieles seguidores de Coldplay.

Luciendo la colorida ropa característica de “Viva la Vida”, la banda salió al escenario acompañado de los acordes de “Life in Technicolor” para luego continuar con “Violet Hill”, el primer sencillo del disco. Si bien gran parte de las canciones fueron del último álbum como “Cementeries of London” y “Strawberry Swing”, la lista alternó clásicos como “Clocks”, “In My Place” y “Yellow” (que incluyó el despliegue de enormes globos amarillos) que estremecieron al público. De todos modos fueron los cánticos en “Viva la Vida” los que flotaron el aire y se prolongaron a lo largo de casi dos horas de concierto.

Aprovechando algunas gotas que amenazaban con caer y al ritmo de “Singing in the Rain”, la banda bajó del escenario para colocarse  un montículo en uno de los costados del campo ante la sorpresa de los miles de fanáticos. Will Champion, ahora en la guitarra y en la voz ofreció una versión folkie de «Death Will Never Conquer» y casi como una rareza, Coldplay no se olvidó del gran Michael Jackson ya que desplegaron un agradable cover de “Billie Jean”. Así como el título de su último material significaba un agradecimiento por las experiencias vividas por la banda en su anterior visita a Sudamérica, “Don Quixote” se transformó en otra clara referencia hacia la cultura latinoamericana. Pero si de versiones se trata, la remixada “God Put a Smila Upon Your Face” y la balada “The Hardest Part” se llevaron gran crédito.

El gran despliegue en el escenario de pantallas en forma de círculos y fuegos artificiales estuvo acompañado de la colaboración del público mediante una impresionante ola de teléfonos celulares que iluminaron el estadio como nunca antes se había visto. Por último, tras un leve receso, la banda retornó al escenario con “Politik” y “The Scientist” de los dos primeros discos. El final estuvo a cargo de “Lovers in Japan/Reign of Love” en el que las pantallas gigantes mostraban imágenes de la historia japonesa mientras miles de mariposas coloridas flotaban sobre el público.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario