Arctic Monkeys – Humbug (2009)

Puntaje del Disco: 8

  1. My Propeller: 9
  2. Crying Lightning: 8,5
  3. Dangerous Animals: 7
  4. Secret Door: 9
  5. Potion Approaching: 8
  6. Fire And The Thud: 7
  7. Cornerstone: 9
  8. Dance Little Liar: 8,5
  9. Pretty Visitors: 5
  10. The Jeweller’s Hands: 7

Finalmente, en el 2009 llegaría el tercer álbum de los Arctic Monkeys: Humbug. En esta ocasión decidieron abordar nuevos horizontes añadiendo a su música tonalidades más oscuras, haciéndola más interesante. Si en Favourite Worst Nightmare tomaron el sonido de cortes como “The View from the Afternoon” para hacer temas ruidosos y veloces, en Humbug tomaron la influencia de temas como “505” para generar canciones más siniestras. Y lo hicieron sin perder su espíritu Indie, pero sí bajando los tiempos y su propia efervescencia adolescente. Esto es bueno, porque parece un síntoma de maduración, pero simultáneamente, los Monkeys pierden un poco su revolución juvenil que les llevó al estrellato en poco tiempo. Y en ese sentido su orientación no termina de cerrar.

Si bien no es el mejor trabajo de la banda, esto no es algo alarmante. Humbug no deja de ser un muy buen disco. Y dentro de todo lo que se puede escuchar me quedo principalmente con tres canciones: “My Propeller”, con su potencia sombría; “Secret Door”, con sus distintos pasajes y sobretodo cuando Alex Turner entona “Fools on Parade” con coros de fondo; y “Cornerstone”, una especie de balada con un gancho melódico encantador combinado a su vez con neo-psicodelia.

Además, “Crying Lightning”, lanzado como primer single, junto a “Potion Approaching” y “Dance Little Liar” también merecen reconocimiento en su confabulación con el rock oscuro del álbum. Y la regular “Pretty Visitors” merece ser abortada al llevar su nueva fascinación a un estado más inadmisible.

Humbug es un disco rescatable porque demuestra la ambición de los Monkeys, sus intensiones de cambio y que su talento todavía no tiene techo considerando su juventud.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Sunn O))) – Monoliths & Dimensions (2009)

PERSIMUSIC_Sunn_O)))_Monoliths_&_Dimensions

Puntaje del Disco: 8

  1. Aghartha: 7
  2. Big Church: 8,5
  3. Hunting & Gathering: 7,5
  4. Alice: 9

Es complicado hablar de bandas como Sunn O))). Son dos estadounidenses que se adentran en las acerbas profundidades de géneros tan circunscriptos como el drone metal o el doom metal, y tan extravagantes como el ambience metal, para lograr una producción muy oscura y densa. A decir verdad, de alguna forma esto está anticipado tanto en el título del disco como en la tapa.

Básicamente, para decirlo sin tapujos, se trata de cuatro canciones donde priman guitarras muy pesadas, lentas y extremadamente bajas, algunas vocalizaciones tenebrosas y podridas, algunos coros al mejor estilo Penderecki, y una increíble orquestación de instrumentos secundarios que, la mayor de las veces, pasa desapercibida.

Para un oído poco entrenado, es una música poco tolerable. Con vocalizaciones incomprensibles, decenas -literalmente: decenas- de instrumentos prácticamente inaudibles y una repetición casi robótica de algunos sonidos (metaleros), su escucha resulta aburrida o cansadora. No es, en absoluto, un álbum para escuchar en el Mp3 mientras se viaja en colectivo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta el género. Es poco válido juzgar el valor musical de una banda con una axiología de otra. No podemos escuchar a Sunn O))) teniendo como referencia a The Beatles, así como no podemos escuchar a The Beatles teniendo como referencia Sex Pistols. Cada banda tiene un horizonte de experimentación y objetivos diferentes.

En este sentido, Sunn O))) tiene la virtud de ser un referente musical en su género. En Monoliths & Dimensions, logran una complejidad musical inaudita, con un excelente manejo dramático de la tensión en sus temas. Y la mejor forma de entenderlo es apagar las luces, cerrar todas las ventanas y persianas, acostarse con los ojos perdidos en las viles tinieblas y destrozarse la cordura sintiendo los gélidos zarcillos del pavor en su trepar calmado e inexorable por nuestros nervios.

La curiosidad: El nombe Sunn O))) proviene de una marca de amplificadores, llamada Sunn, de la cual tomaron no sólo el nombre sino que adaptaron el logo a texto.

Al mismo tiempo, hace referencia a una banda que fue una inspiración en el dronemetal, llamada Earth. El sol (Sun[n]), entonces, estaría girando al rededor de la Tierra (Earth). [Nota: tómese esto como un mero homenaje a un grupo musical y no como un intento de refutar el heliocentrismo.]

Barba

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Grateful Dead – The Grateful Dead (1967)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The Golden Road (To Unlimited Devotion): 8,5
  2. Beat It On Down The Line: 8
  3. Good Morning Little School Girl: 7
  4. Cold Rain And Snow: 9
  5. Sitting On Top Of The World: 8
  6. Cream Puff War: 8
  7. Morning Dew: 8
  8. New New Minglewood Blues: 7,5
  9. Viola Lee Blues: 9,5

Grateful Dead es una de esas bandas estadounidense surgida en los sesenta, de la misma onda que Jefferson Airplane, aunque no tan parecidos. Por supuesto que eran psicodélicos, hippies y ácidos. Pero su estilo no era ni demasiado pop, ni eran demasiados pesados. En ese aspecto desarrollaban un rock psicodélico intermedio, principalmente caracterizado por sus legendarios jams psicodélicos instrumentales. Por eso, a pesar de no ser un supergrupo de virtuosos como Led Zeppelin, los Dead fueron muy competentes y se consideraron una de las bandas pioneras de la improvisación.

En este que fue su primer trabajo y se denominó igual que la banda, si bien no se puede apreciar íntegramente de lo que son capaces como si se podrá deducir en sus presentaciones en vivo, este disco logra capturar parte esencial de sus virtudes. Subrayándose en primer lugar ese super jam alocado que es “Viola Lee Blues”, que simboliza lo mejor de Grateful Dead. Pero también sobresaliendo cortes como “Cold Rain And Snow”, con su contaminante melodía psicodélica, y otros temas de buen calibre como: “The Golden Road”, con uno de los estribillos que más se te pegan del disco; o la buena balada folk “Morning Dew”; o enérgicos números de rock como “Sitting On Top Of The World” y “Cream Puff War”, vivases por como toca la guitarra Jerry Garcia.

Teniendo en cuenta su año de desarrollo, los Dead podrán ser tomados como parte del rock psicodélico promedio de los sesenta, pero en realidad fueron distintos frente al resto, tanto por su súper ácida esencia como por su aptitud instrumental.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

Prince – Dirty Mind (1980)

Puntaje del Disco: 9

  1. Dirty Mind: 8,5
  2. When You Were Mine: 9,5
  3. Do It All Night: 7,5
  4. Gotta Broken Heart Again: 8,5
  5. Uptown: 9
  6. Head: 9
  7. Sister: 8
  8. Partyup: 7,5

El 7 de Junio de 1958 en la ciudad de Minneapolis, Estados Unidos nació Prince Rogers Nelson, uno de los más singulares talentos que emergió en la música y adquirió significativo éxito principalmente en la década del ochenta y principios de los noventa. Prince se supo nutrir de diversos artistas a los que admiraba y creció escuchando como Miles Davis, Jimi Hendrix, Marvin Gaye, Joni Mitchell y The Beatles para luego tener la capacidad de mezclar en su música variados ritmos como el pop, rock, folk y principalmente el funk, donde mejor se mueve y mas éxito cosecho a lo largo de su carrera.

Luego de hacerse cierto nombre dentro de Estados Unidos con dos primeros discos bastante mediocres como For You (1978) y Prince (1979) su carrera daría un giro de 180 grados con Dirty Mind, abandonando la música comercial que caracterizo su comienzo en la música y cambiando su estilo hacia el soul, funk y el rock and roll.

Dirty Mind se edito a finales de 1980 y mas haya de significar el éxito comercial más grande hasta el momento obtuvo desde su lanzamiento elogios constantes (a veces desmedidos) por parte de la crítica especializada.

En este disco se destaca la destreza y el talento de Prince no solo por producir, cantar y escribir la totalidad de los tracks sino que se ocupo también de tocar casi todos los instrumentos (Bajo, Guitarra, batería y teclados). Otro punto para destacar es lo explicito de las letras de Prince con alto tono sexual que ayudo a romper las reglas y abrir un poco la cabeza a otras composiciones posteriores de distintos artistas. Los puntos más altos del disco son “When You Were Mine”, “Uptown”, “Head” y “Dirty Mind”.

Con Dirty Mind comenzaría realmente la carrera de Prince un artista que logro obtener su propio camino y que nos brindaría discos históricos, principalmente en la década del ochenta como 1999 y Purple Rain.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

El antes y después de la Invasión Británica

La aparición de los Beatles en la década de los sesenta y su impactó en tierras norteamericanas destronó a los mayores interpretes de rock & roll que eran la sensación del momento. Hecho acompañado además por la debacle generalizada de estos antiguos ídolos. Elvis Presley iría al servicio militar, Chuck Berry ingresó a prisión, Buddy Holly fallece en un accidente aéreo y Jerry Lee Lewis se enreda en un escándalo por casarse con una chica de trece años.

El éxito de los Beatles prepararon el terreno para que luego aparezcan los “chicos malos” del rock los Rolling Stones, el proto Punk de los Who y los primeros pasos del Hardrock de los Kinks, entre otras tantas bandas y hechos destacados.

La mayoría de estos grupos se formó en base a las influencias del Blues y en sus primeros años todos ellos se caracterizaban por hacer covers. Sino vean la cantidad de bandas que versionaron “Too Much Monkey Business”.

Años más tarde llegaría lo que fue la respuesta americana. Sin embargo, recién aparecería en los “Años Psicodélicos”. La replica estaría encabezada principalmente por Jimi Hendrix, los Doors, los Byrds y otros grupos psicodélicos como Grateful Dead y Jefferson Airplane. Pero eso sería otra historia y otro Festival para el Persi Music (si el material que nos queda lo permite).

De momento para rememorar estos que fueron los primeros pasos del rock, les dejamos la primera parte del documental de VH1, “Seven Ages of Rock”:

El Nacimiento del Rock: My Generation

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Y2geqqCYBlg]

Parte 1Parte 2Parte 3Parte 4Parte 5Parte 6

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

The Beatles – Please Please Me (1963)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. I Saw Her Standing There: 9
  2. Misery: 7
  3. Anna (Go to Him): 7
  4. Chains: 8,5
  5. Boys: 7,5
  6. Ask Me Why: 6,5
  7. Please Please Me: 8
  8. Love Me Do: 8
  9. P.S. I Love You: 6
  10. Baby It’s You: 7
  11. Do You Want to Know a Secret: 8,5
  12. A Taste of Honey: 7
  13. There’s a Place: 6
  14. Twist and Shout: 8,5

El éxito de The Beatles, en el mercado Norteamericano, comenzó el verdadero proceso de la llamada Invasión Británica, abriendo la puerta a innumerables cantidad de bandas (algunas muy buenas otras no tanto) al mercado yankee.

Luego de ser rechazados en 1962 por el sello Decca Records su manager Brian Epstein logro conseguirle al grupo (que en ese momento contaba con Pete Best como baterista que luego seria reemplazado por Ringo) un contrato con Parlaphone, subsidiario de EMI. El 26 de noviembre de ese año la banda grabó su segundo sencillo, «Please Please Me», que llegó al número dos en la que llegó a ser con el tiempo la lista oficial del Reino Unido. Tres meses más tarde grabaron su primer álbum, titulado también Please Please Me.

Ocho de las catorce canciones del disco fueron compuestas por John Lennon y Paul McCartney, cuestión que los diferencio de la mayoría de grupos nuevos británicos que surgían en ese momento. La mayoría de las canciones de Please Please Me fueron editadas por primera vez en Estados Unidos en Introducing… The Beatles, en Enero de 1964, y luego con el título de The Early Beatles en 1965. Please Please Me apareció finalmente en el mercado americano el 26 de febrero de 1987, con la edición de su discografía en formato CD.

Entre lo mas destacado de este trabajo se encuentran temas históricos de los primeros años de los Beatles como “I Saw Her Standing There”,  “Twist and Shout” y “Love Me Do”. Dos canciones tienen como vocalista principal a Harrison “Chains” y “Do You Wanto to Know a Secret” y una a Starr “Boys”.

Mas haya que no sea parejo el nivel de todas las canciones el primer disco de los fab four fue clave para popularizar el rock en Estados Unidos y a nivel mundial abriendo una nueva era en la industria musical para siempre.

F.V.

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

The Yardbirds – Five Live Yardbirds (1964)


Puntaje del Disco: 8

  1. Too Much Monkey Business: 8,5
  2. Got Love If You Want It: 7,5
  3. Smokestack Lightning: 8
  4. Good Morning Little Schoolgirl: 7,5
  5. Respectable: 7,5
  6. Five Long Years: 8
  7. Pretty Girl: 8
  8. Louise: 7
  9. I’m a Man: 8,5
  10. Here ‘Tis: 9

Five Live Yardbirds es un disco en vivo, como era de esperarse, de los Yardbirds. Pero lo que uno no esperaba era encontrar semejante potencia de sonido y un rock vertiginoso que clausura toda intención de mantenerse quieto durante su escucha.

Si bien el disco es un tanto repetitivo, y está masterizado de manera tal que parecieran perderse muchos matices, es una buena muestra de lo que un fiel exponente de las Invasiones Británicas puede hacer. Ritmos vertiginosos y melodías bluseras acompasan un espectáculo al que lamentablemente no pude concurrir, ya que mis padres por entonces tenían la poco solidaria costumbre de ser, todavía, niños.

El show, grabado en vivo en el Marquee Club, comienza con “Too much Monkey Business”, que básicamente fija un horizonte de previsibilidad para el resto de las canciones. Si bien no hay una gran exploración posterior, la guitarra vibrante de un joven Eric Clapton resuena de manera escandalosa y casi obscena. Durante los siguientes temas queda en un segundo plano, y tiene un retorno orgásmico en la caótica “Here’tis”.

Para ser un álbum en vivo a principios de la década del ’60, suena bastante bien, aunque no le hace justicia a la capacidad musical de la banda, que supo ser una cuna de tres mostro-guitarristas Eric: Clapton, Jimmy Page y Jeff Beck.

La curiosidad: Todos los tracks de este disco, y de sus dos siguientes (For Your Love y Having a Rave Up) son covers de blues legendarios. Todavía no se le habían animado a la composición…

Barba

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

The Animals – The Animals (1964)

Puntaje del Disco : 7,5

  1. House of the Rising Sun: 10
  2. Blue Feeling: 8
  3. The Girl Can’t Help It: 7,5
  4. Baby Let Me Take You Home: 7
  5. Night Time Is the Right Time: 6
  6. Talkin’ ‘Bout You: 6,5
  7. Around and Around: 7
  8. I’m In Love Again: 7
  9. Gonna Send You Back to Walker: 8
  10. Memphis Tennessee: 7
  11. I’m Mad Again: 7
  12. I’ve Been Around: 6,5

Una de las primeras asociaciones que puede hacer a The Animals es indudablemente la sensacional versión de “House of the Rising Sun”. Se desconocen con precisión los orígenes de aquel tema que relata las desaventuras en New Orleans, de un hombre como de una mujer, según cómo sea cantada. Las numerosas versiones que se han hecho del tema (entre las que se incluyen la de Bob Dylan quien reclama la autoría del mismo) quedaron relegadas por la profunda voz del cantante y frontman del grupo, Eric Budon.

En agosto de 1964 The Animals se incorporaban a las Invasiones Británicas con su disco homónimo, cuyo contenido varió entre el Reino Unido y los Estados Unidos. En aspectos generales el álbum está basado principalmente en el rythym n’ blues de los ‘50 con el folk. Como otros contemporáneos, The Animals también recurrió a numerosos  artistas, sobre todo en norteamericanos de la talla de Ray Charles (“Talking ‘Bout You”), Chuck Berry (“Around and Around” y “Memphis Tennesse”), John Lee Hooker (“I’m Mad Again”), entre otros. Cualquiera sea el artista elegido, The Animals se encargó de adaptar aquellas versiones a los tiempos y estilos que se gestaban a comienzos de los ’60. El blues también es otro estilo que abarca el disco, como puede apreciarse en el clásico “Night Time Is the Right Time” y “I’m Mad Again”.

En conclusión, el disco es un entretenido material que significó la salida a la luz de uno de los grupos más interesantes de la movida británica de los 60. La banda luego continuaría hasta finales de la década para reunirse a mediados de los ’80, pero sin el éxito de los primero años.

Piro

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)

The Who – The Who Sings My Generation (1965)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Out In The Street: 7,5
  2. I Don’t Mind: 6
  3. The Good’s Gone: 8,5
  4. La La La Lies: 7,5
  5. Much Too Much: 7,5
  6. My Generation: 10
  7. The Kids Are Alright: 9,5
  8. Please Please Please: 5,5
  9. It’s Not True: 8
  10. The Ox: 8,5
  11. A Legal Matter: 8,5
  12. Instant Party (Circles): 7,5

The Who Sings My Generation es considerado un disco fundamental e innovador para su época. Llegó a ser caratulado “el primer álbum punk de la historia”, principalmente fundado en su estilo enérgico y actitud trasgresora, resumido en lo que fue el primer superclásico de los Who: “My Generation”.

“My Generation” es un verdadero himno, un canto a la rebeldía que empatiza muchas de las mejores cualidades de los Who: ya sea las adelantadas distorsiones de guitarras de Pete Townshend, el legendario solo de bajo de Entwistle o su original y revolucionaria letra (“I Hope I Die Before I Get Old”, es una declaración sensacional).

“My Generation” siempre será un clásico inmortal, pero no es lo único que ofrecen los Who en este disco. También concibieron otro tema espectacular como “The Kids are Alright”, una de las melodías pop más deslumbrantes de su carrera.

Asimismo, el resto del material de The Who Sings My Generation es muy bueno. Desde “The Good’s Gone”, con Pete Townshend desparramando psicodelía con su guitarra; “The Ox”, un corte instrumental muy competente y hasta avanzado para sus tiempos; o incluso “A Legal Matter”, otro buen tema pop interpretado por Pete, que tiene uno de los estribillos más pegadizos del álbum.

Sin embargo, The Who Sings My Generation no es del todo perfecto debido a los covers de blues de James Brown, “I Don’t Mind” y “Please Please Please”, los cuales no van con la misma sintonía de los Who y de este álbum.

Aún así, un trabajo como este que contiene dos clásicos de tamaña magnitud como “My Generation” y “The Kids Are Alright” merece un especial reconocimiento. Y porque “hablar de tu generación” fue una de las mayores expresiones de rock que se dieron a conocer.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 1 Promedio: 4)