Mastodon – Crack the Skye (2009)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Oblivion: 9
  2. Divinations: 8
  3. Quintessence: 8,5
  4. The Czar: 9
  5. Ghost of Karelia: 8,5
  6. Crack the Skye: 8
  7. The Last Baron: 9,5
  8. Oblivion (instrumental): 9
  9. Divinations (Instrumental): 8

Mastodon lanzó uno de los discos más sólidos del año, en todo sentido. No solo tiene consistencia y equilibrio; también es una fiel muestra de que el metal sigue tan duro como siempre.

Ya habían sorprendido en el 2004 con Leviathan, su segundo disco. Crack the Skye mantiene el nivel en todo momento, brindando una excelente sesión de lo más pesado y prolijo del metal progresivo. Sin embargo, termina forzando un poco al género para lograr una síntesis aún más contundente, sin perder complejidad estructural.

El disco narra una historia muy precisa. Básicamente, se trata de un cuadripléjico que tiene la capacidad de hacer viajes astrales, y en uno de esos viajes se acerca demasiado el sol y cae en un “agujero de gusano” que lo transporta al cuerpo de Rasputin de la Rusia Zarista. Cuando Rasputin es asesinado, ambas “almas” se alían e intentan que el cuadripléjico vuelva a su tiempo original. En el medio, se encuentran con Satanás.

“¿Qué se fumaron?”, podría preguntar alguien. “¿Y a usted qué le parece, señora?”, contestaría yo. Lo cierto es que, por muy creativa que sea la idea original, la historia es muy difícil de seguir en las letras de las canciones aisladas de algún texto que nos lo explique. Esto no va en menoscabo del resultado musical final, de todas maneras.

En términos generales, el disco es bastante homogéneo, en todo sentido. Promediando su escucha, puede resultar un tanto reiterativo. Hay que admitir que el orden de los tracks sin embargo ayuda mucho, ya que a la mitad del disco nos topamos con “The Czar”, que es una patada de metal a la cabeza, y al final está “The Last Baron” que es sin duda la joyita del álbum, por lo que representa un excelente cierre (sin contar los instrumentales). Ambos temas duran más de diez minutos y son, coincidentemente, los más complejos y pulidos.

La curiosidad: Troy Sanders, el bajista de Mastodon, es el bisnieto de Colonel Sanders, fundador de la cadena americana de pollos fritos KFC. Es decir que de un pollo muerto al metal pesado, sólo median unas pocas generaciones.

Barba

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]