Lou Reed – Sally Can’t Dance (1974)

Lou Reed - Sally Cant Dance 1974

Puntaje del Disco: 7

  1. Ride Sally Ride: 8
  2. Animal Language: 6
  3. Baby Face: 7,5
  4. N. Y. Stars: 7
  5. Kill Your Sons: 8,5
  6. Ennui: 7,5
  7. Sally Can’t Dance: 7,5
  8. Billy: 6
  9. Good Taste: 7
  10. Sally Can’t Dance (Single Versión): 7,5

Evidentemente la depresión que trasmitía Berlin fue un detonante para que Lou Reed se vea presionado a elaborar un álbum mucho más admisible dentro de los parámetros de mercado. El disco no tardó en llegar y en 1974 Reed lanzaría Sally Can’t Dance.

Este álbum tuvo su éxito en las ventas, sin embargo fue duramente cuestionado por la crítica a punto tal de ser considerado “el peor trabajo de estudio” de Lou Reed. Incluso no es un disco que le agrade mucho al cantautor. Al respecto Reed dijo: “Parece ser que cuando menos me involucraba en el record, más hitero se convertía. Si no estuviera en el record del todo podría haber ido por el número uno”.

Mi opinión es intermedia: Sally Can’t Dance no es un album malo, pero ciertamente dista mucho de ser lo mejor que compusó Lou Reed en su carrera.

A favor de Sally Can’t Dance hay que decir que Reed suena más alegre que de costumbre. El gran problema es que parece ser un intento barato para reproducir Transformer, convirtiendose en un exagerado producto comercial que busca satisfacer a su compañía discográfica.

Desde esta perspectiva, el disco está conformado por diversas canciones que siguen un mismo patrón: vender. Tal es así que hay temas como “Ride Sally Ride” y “Sally Can’t Dance” (son más o menos iguales) que representan un canto a lo que es todo el disco: melodías marketineras resaltando la voz de Lou Reed y los coros. La aplicación de esta formula puede resultar extrema como en la desconcertante “Animal Language”, una canción tonta que relata la muerte de un perro y un gato. En este tema Lou Reed se las ingenia para que al escuchar esos “Guau Guau” y “Miau Miau” resulte tan empalagoso como molesto. Otro tema que personalmente no me atrae es “Billy”, cuya letra narra la historia de un compañero de colegio.

El único corte que representan lo mejor de Reed es “Kill Your Sons”, basado en sus propias vivencias en su adolescencia relacionadas con la psicoterapia. En el resto del catalogo se pueden encontrar canciones accesibles con mezcla de Glam que son decentes sin ser geniales, como sucede con “Baby Face”, “N. Y. Stars” y “Ennui”.

Lamentablemente, al parecer Lou Reed seguiría siendo forzado por su discográfica para que vuelva a componer otro disco de características semejantes, lo cual lo obligó a construir como represalia uno de los trabajos más perturbantes de la historia del rock: Metal Machine Music.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario