The Police – Synchronicity (1983)

police_synchronicity

Puntaje del disco: 8,5

  1. Synchronicity I: 8
  2. Walking in your footspets: 6
  3. O My God: 7
  4. Mother: 7
  5. Miss Gradenko: 6
  6. Synchronicity II: 9
  7. Every Breath you take: 10
  8. King of Pain: 9
  9. Wrapped around your love: 8
  10. Tea in Sahara: 6
  11. Murder by numbers: 7

    Synchronicity significó el último episodio en la corta pero exitosísima carrera de una banda que logró conquistar los rankings en ambos lados del Atlántico. Este álbum sería el que catalogaría a The Police en la cima del estrellato en el año 1983. Con tan sólo cuatro discos anteriores y una gran cantidad de súper hits como Roxanne, Can’t stand loosing you, Messagge in a bottle, Don’t stand so close to me y otros, ahora la banda agregaría nuevos temas que quedarían en la historia del rock mundial.

    Este enorme éxito comercial comienza con la canción que da nombre al título y constituye un despliegue de órgano que le hace a uno no dejar de moverse. Luego de tanta descarga el siguiente track es una tranquila melodía llamada Walking in your footsteps y a continuación se incluyen temas menos relevantes como O My God, Mother y Miss Gradenko.

    A partir de este momento se abre un repertorio de canciones que darán forma al disco y harán de Synchronicity el fenómeno mundial en que se transformó. Synchronicity II es un tema rockero que invita a cantar con entusiasmo, mientras que Every breath you take es sin lugar a dudas el más grande hit de la banda, que con su simpleza en el ritmo y en las letras, es el emblema de la banda. King of Pain, a diferencia, con una hermosa letra también se convertiría en otro gran clásico. Finalmente el disco concluye con Wrapped around your fingers, Tea in Sahara y Murder by numbers, estos dos últimos sin tanta relevancia.

    Piro

    Calificación de Usuarios
    [Total: 0 Average: 0]

    Ramones – Ramones (1976)

    the-ramones-1976

    Puntaje del disco: 6,5

    1. Blitzkrieg Bop: 9
    2. Beat on the Brat: 8
    3. Judy Is a Punk: 8,5
    4. I Wanna Be Your Boyfriend: 7,5
    5. Chain Saw: 7
    6. Now I Wanna Sniff Some Glue: 7
    7. I Don’t Wanna Go Down To The basement: 7,5
    8. Loudmouth: 6,5
    9. Havana Affair: 7,5
    10. Listen To My Heart: 6,5
    11. 53rd and 3rd: 6,5
    12. Let’s Dance: 6,5
    13. I Don’t Wanna Walk Around With you: 6
    14. Tody Your Love, Tomorrow The world: 6

    Mientras los ingleses tenían a los Sex Pistols, los yankys se deleitaban con el punk de los Ramones en los setenta. De hecho, son muchos los que le atribuyen la responsabilidad de la aparición el Punk. Aunque lo cierto es que los inicios del punk se remite a bandas anteriores como The Stooges y New York Dolls. Lo cierto es que el disco debut (y homónimo) de los Ramones, lanzado en 1976, fue muy relevante en una época en la cual la actitud revelde empezaría a transformarse en un quiebre artístico dentro del rock que se venía escuchando.

    Ahora bien, mi opinión sobre este grupo puede resultar bastante negativa, pero me cuesta entender como sus fanáticos y la critica establecieron y catapultaron a está banda en la cumbre alegando que eran revolucionarios, cuando en realidad The Ramones es uno de los disco más monótonos que existe.

    El mismo está compuesto por muchos temas cortos, de un minuto y medio o dos de duración. Pero estos breves cortes son exactamente todos iguales. Es «Hang Onto Yourself» de David Bowie, multiplicado por 14, siendo incluso esta canción superior a cualquiera de The Ramones. Por eso The Ramones significa escuchar el mismo riff, estructura y melodía durante todo el santo álbum. Es uno de los discos más uniformes que un mortal puede apreciar. Pero está uniformidad no es un punto positivo que remarca la solidez del disco, todo lo contrario, remarca la falta de ideas y matices.

    Son tan parecidas las canciones que lo más remarcable son aquellas que cuentan con melodías más o menos memorables. Estas son: «Blitzkrieg Bop» (no muy reconocida por su nombre sino por sus “Hey ho, Let’s go!”) y «Judy Is a Punk». El resto sin ser atrocidades estremecedoras, me dan lo mismo. Solo cumplen bien su papel de entretener a alguien que solo quiere moverse un poco o romper sus timpanos de impotencia.

    En definitiva, escuchando a Los Ramones quedas advertido que no te vas a encontrar con nada artístico. En absoluto, su gracia tiene otro sentido. Y si no lo compartis, puede hacerte odiar a su punk.

    Persy

    Calificación de Usuarios
    [Total: 0 Average: 0]