Copa Repechaje 2017: Cuartos de Final

Premios de la Fecha

Banda Más Goleadora: The Cure. A veces los hits y los singles de ciertos grupos son suficientes para superar a históricos de la música. Esto se dio en el enfrentamiento de The Cure contra una leyenda del Jazz como Miles Davis. La banda de Robert Smith aplastó al pobre trompetista dándole play a un par de sus clásicos conocidos.

Mejor Artista de la Jornada: Frank Zappa. Nuestro extravagante amigo bigotudo ganó uno de los duelos más parejos y difíciles de la jornada. Y dejó afuera a una banda mundialista, que incluso llegó a ganar la Copa Repechaje años atrás, dejó afuera a la banda de los hermanos Davies, a los Kinks. Zappa de esta forma se encamina como uno de los favoritos del torneo.

Enfrentamiento Más Parejo: Deep Purple vs The Police. Al principio Purple parecía que podía llevarse puesto a la banda de Sting. Pero poco a poco The Police con sus clásicos de New Wave logró equilibrar la balanza, regalando uno de los duelos más emocionantes de la Copa hasta ahora.

Cuartos de Final

Llegaron los cuartos de final y la competencia se pone más emocionante y áspera entre los participantes que duran. En general son bandas y artistas clásicos los que quedaron, principalmente con procedencia en la década de los setenta. Sin embargo, los cruces que quedaron son de grupos con estilos distintos entre sí:

Yes vs Neil Young: Yes viene de eliminar a Sonic Youth que aspiraba a crecer como sorpresa alternativa. Ahora el grupo de rock sinfónico tendrá enfrente a la leyenda Neil Young que con todo su Folk y Hard Rock buscará quedar entre los cuatro mejores de la Copa.

Frank Zappa vs Eric Clapton: Zappa y Clapton compartieron la década de los sesenta en pleno apogeo del Rock Psicodélico. Sin embargo, tenían estilos distintos. Frank con su Rock original, humorístico e irónico y Eric desparramando Blues fumado con Cream. Además, todos reconocen a Clapton como un gran guitarrista. Pero Zappa también demostró ser bastante virtuoso en guitarra en diferentes discos. Un duelo que promete por muchos lados.

The Cure vs Deep Purple: dos grupos que vienen con una marcha bastante firme pero con estilos completamente distintos. Un duelo de clásicos. ¿”Smoke on the Water” o “Lullaby”? ¿”Highway Star” o “In Between Days”? ¿Quién de los dos tiene mejores temas?

Genesis vs Talking Heads: otro choque de bandas completamente diferentes ¿O no tanto?. Genesis en sus inicios era un grupo de Rock Progresivo muy respetable, pero a partir de los ochenta, de la mano de Phil Collins muto en su estilo pero en algo que no les convenía tanto. Talking Heads en cambio siempre se destacó en el New Wave de la mano de David Byrne. Será un duelo en el que habrá que medir las mejores épocas de ambos grupos.

Ya conocen los cruces y saben qué hacer. La votación cierra el lunes 03/07 a las 24hs (hora Argentina). Apurate a votar para decidir los cuatro finalistas.

 

Incubus – Morning View (2001)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Nice to Know You: 8,5
  2. Circles: 8,5
  3. Wish You Were Here: 9
  4. Just a Phase: 7,5
  5. 11am: 8
  6. Blood on the Ground: 9
  7. Mexico: 8
  8. Warning: 7,5
  9. Echo: 8
  10. Have You Ever: 7
  11. Are You In?: 9
  12. Under My Umbrella: 6
  13. Aqueous Transmission: 8,5

Ya consolidados como una banda respetada dentro del rock alternativo y alejados de la corriente del Nu Metal donde quisieron encasillarlos, Incubus lanzaría a principios del nuevo siglo uno de sus trabajos más consistentes Morning View (2001).

Grabado en una mansión playera en Malibu, California, Morning View es una mezcla de temas acústicos con intensos momentos eléctricos, en ambas facetas con sólidas composiciones y en algunos casos melodías que pasarían al recuerdo y se convirtieron en un clásico instantaneo tal es el caso de “Wish You Were Here” “Nice to Know You” y “Are You In?”, convirtiendo a la placa en la más vendida en su carrera. Otros números agresivos menos conocidos como “Blood on the Ground” y “Circles” también llenan los casilleros.

Morning View resultó una acertada continuación de su antecesor, marcando una natural progresión en el sonido de la banda. Una mayor ambición y sensibilidad en lugar de la agresividad y potencia de sus primeros trabajos.

F.V.

Lou Reed – New Sensations (1984)

Puntaje del Disco: 7

  1. I Love You, Suzanne: 6
  2. Endlessly Jealous: 6,5
  3. My Red Joystick: 7,5
  4. Turn to Me: 8
  5. New Sensations: 8,5
  6. Doin’ the Things That We Want To: 7,5
  7. What Becomes a Legend Most: 8
  8. Fly Into The Sun: 6
  9. My Friend George: 8
  10. High In the City: 6
  11. The Great Defender (Down at the Arcade): 7

Para su decimotercer álbum en solitario, Lou Reed se muestra más influenciado por el new wave y el pop rock y con un sonido más ochentero que en sus anteriores trabajos, pero tampoco al nivel preocupante que mostraron otros artistas en esa década (David Bowie e Iggy Pop, por nombrar algunos). New Sensations es un álbum con melodías agradables y divertidas, pero no va más allá de eso. No ofrece ninguna canción brillante musicalmente, y mucho menos líricamente.

El disco arranca con sus cortes más pop y menos destacables, el intento de hit “I Love You Suzanne” y “Endlessly Jealous”. Esta última se salva más que nada por su puente, que suena genial, pero el resto no es nada increíble.

Sin duda, lo mejor del álbum se encuentra a la mitad, en las canciones “Turn to Me”, “New Sensations” y “Doin’ the Things That We Want To”. La primera es un rocanrol bastante bueno y pegadizo, que mas tarde se convirtió en un clásico en los recitales del rey del neoyorkino. El tema homónimo es sin dudas el mejor de todos, en este Lou canta sobre los cambios que hubo en su vida, sobre cómo pasó de ser un rebelde sin causa a un hombre felizmente casado que disfruta de paseos en moto por la tarde. Cuenta con un estribillo irresistible, donde la guitarra de Reed y el bajo de Fernando Saunders son acompañados con unos sintetizadores que encajan perfectamente. “Doin’ the Things That We Want To” por otro lado, tiene un comienzo flojo y lento, donde el único que participa es Lou con su voz y su guitarra. El tema mejora considerablemente cuando se acoplan el resto de instrumentos, pero esto sucede recién a la mitad, por lo que queda muy poco de este para disfrutar.

“My Red Joystick” y “The Great Defender (Down at the Arcade)”  son otros temas buenos del álbum, donde se ve claramente las influencias de new wave. En estos, Lou intenta hacerse el moderno cantando sobre VIDEOJUEGOS (¿¿¿???), cosa que le queda bastante mal.

Este LP presenta más variación instrumental que los anteriores del rey de New York, por ejemplo, en la lenta “What Becomes a Legend Most”, protagonizada por el violín de L. Shankar, y en “High in the City”, acompañada por varios instrumentos de viento.

New Sensations es un disco con composiciones no muy inspiradas (algo que lo demuestra claramente es el hecho de que los riffs de las canciones “Turn to Me”, “New Sensations”, “Doin’ the Things That We Want To” y “Fly Into the Sun” están hechos a base de los mismos tres acordes: Re mayor, Sol mayor y La mayor), sin embargo es bastante divertido y agradable de escuchar.

Juanse el Mono

The Kinks – Sleepwalker (1977)

Puntaje del Disco: 7

  1. Life on the Road: 7,5
  2. Big Man: 7,5
  3. Sleepwalker: 7
  4. Brother: 7
  5. Juke Box Music: 6
  6. Sleepless Night: 6
  7. Stormy Sky: 8
  8. Full Moon: 8
  9. Life Goes On: 7

La década de los setenta no les estaba sentando muy bien a los Kinks con los discos conceptuales que tan insistentemente Ray Davies seguía componiendo. Necesitaban hacer un giro para intentar superar su andamiaje irregular. Y ese giro lo empezarían a dar con Sleepwalker, un álbum donde el concepto queda de lado, para darle lugar a algo que los Kinks no estaban muy acostumbrados, hacer Arena Rock.

Algunos lo pueden tomar como algo chocante, pero escuchar una versión más rockera de los Kinks no tiene por qué ser malo. En ese sentido, Dave Davies en guitarra toma mucho más protagonismo. Por su parte, su hermano Ray,  se preocupa por seguir llevando melodías que sean ante todo escuchables. Sin embargo, este nuevo rumbo de la banda y las composiciones de Ray Davies pecan en su falta de originalidad y en resultar un tanto genéricas.

Como resultado, Sleepwalker es un disco de canciones bastante convencionales, donde por momentos parecen acercarse a otros grupos, como en “Life on the Road” por su onda guitarrera a la Rolling Stones, o en “Mr. Big Man” por su estilo más duro que es más propio de los Who.

De todas formas, Sleepwalker es un buen álbum, más aún si tenemos en cuenta los endebles trabajos que venían lanzando. Y además hay buenos temas, resaltándose “Stormy Sky” y “Full Moon” como las mejor logradas por los hermanos Davies y las menos genéricas dentro de todo el trabajo.

Persy

Copa Repechaje 2017: Octavos de Final

Premios de la Fase de Grupos

Mejor Banda de la Fecha: Sonic Youth. Dentro de un grupo difícil con históricos como AC/DC y Miles Davis supo imponerse liderando el grupo, demostrando que el Rock Alternativo puede superar a bandas y artistas más populares.

Banda Más Goleadora: Deep Purple. Los alaridos de Ian Gillan y los solos de guitarra de Richie Blackmore prevalecieron para que Deep Purple tuviera una sólida actuación en su grupo, superando sin problemas a sus buenos contrincantes.

Grupo de la Muerte: Grupo F. De los 8 grupos de la Copa fue el que votos más repartidos tuvo. Si bien Genesis y The Kinks sacaron ventaja, no fue holgada porque R.E.M., Foo Fighters y Suede dieron pelea hasta el final.

Decepción de la Fecha: Kings of Leon. Uno de los últimos campeones de la Copa Repechaje terminó último en su grupo, haciendo parecer que sus mejores épocas quedaron en el tiempo.

Peor Banda de la Fecha: The Killers. La banda de Brandon Flowers recibieron la menor cantidad de votos de la jornada. Es la primera vez que participan en la Copa, les servirá de aprendizaje para la próxima.

Octavos de Final de la Copa

Hoy empiezan los Octavos de Final, los duelos mano a mano de eliminación directa. Tendrán que votar a su banda/artista favorito de cada cruce para que clasifique a Cuartos de Final. Tendrán tiempo hasta el miércoles 28/06 a las 24hs (hora Argentina).

Los duelos para estos octavos de final son en general entre grupos de épocas y generos completamente distintos pero que en la balanza es una gran incógnita quien es el favorito. Entre los más destacados tenemos los cruces entre:

Frank Zappa y The Kinks. Ambos surgidos en los sesenta, que si bien tenían estilos distintos fueron participes del auge de los años psicodélicos.

Neil Young y Metallica. El canadiense, leyenda del Folk y Rock, medirá fuerza con uno de los titanes del Metal. El que sepa rockear más duro posiblemente gane el duelo.

Enfrentamientos entre pioneros de distintos géneros y la promesa de cruces aún más parejos en Cuartos de final son los que nos esperan. Ahora de ustedes depende quién clasifica en cada llave.

America – Holiday (1974)

MI0002359548

Puntaje del Disco: 8

  1. Miniature: –
  2. Tin Man: 8
  3. Another Try:  7
  4. Lonely People: 7.5
  5. Glad to See You: 8
  6. Mad Dog: 8
  7. Hollywood: 8.5
  8. Baby Its Up to You: 8
  9. You: 8
  10. Old Man Took: 7
  11. What Does It Matter: 7.5
  12. In the Country: 7

El cuarto disco de estudio de America contó con la particularidad de haber sido producido por ni más ni menos que George Martin. Su intervención en Holiday de 1974 tuvo inmediata repercusión y ayudaron al grupo a continuar el camino del reconocimiento.

Tras un breve instrumental con “Miniature”, “Tin Man” se erige como el primer gran éxito del disco, seguido más adelante por “Lonely People” que alcanzó los primeros lugares de los Billboards.

Con la fórmula probada de un sonido folk y armonías muy cálidas este material también encuentra en temas como “Hollywood” y “Old Man Took” las melodías perfectas para recrear los mejores momentos de America.

Piro

Deftones – Around the Fur (1997)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. My Own Summer: 9
  2. Lhabia: 8
  3. Mascara: 8
  4. Around the Fur: 8
  5. Rickets: 8
  6. Be Quiet and Drive (Far Away): 10
  7. Lotion: 7
  8. Dai the Flu: 8
  9. Headup: 7,5
  10. MX: 8

El mundo del metal por los años 90 no fue el mejor como solía pintarse por ahí. Esto fue debido al boom que supuso el grunge y el hard rock moderno de aquel entonces. Sin embargo, era el año 1997 y el grunge había muerto, Soundgarden se separa, Screaming Trees lanza su último disco, Layne Stayley cada vez se degrada más debido a su adicción a las drogas, Pearl Jam saca el mayor fracaso de su carrera, “No Code”, y un largo etc… El mundo del grunge se había disuelto y solamente sonaban fuertes algunas bandas como RATM o Faith No More.

Sin embargo, hace un par de años atrás, Korn había sacado su primer disco, que apenas empezaba a desarrollar las raíces de un género como el Nu Metal, y al año siguiente, unos jóvenes chicos llamados Deftones se sumarían a crear un disco con esas influencias y con un sonido sucio y pesado. Así nació su debut Adrenaline en el 95, y concibió cierta repercusión en las radios por sus singles “Bored” y “7 Words”, producido por un tal Terry Date.

Pero todo cambiaría de rumbo, cuando 2 años después, con la ya mencionada muerte del grunge, esta banda aprovechó para buscar nuevos sonidos y realizar su siguiente trabajo. Pero nunca pensaron que durante el año 1997, ellos serían una banda súper adelantada para su tiempo. Así salió Around the Fur, el principal disco que ocasionó el boom del Nu Metal y el que concibió una de las mejores producciones hechas durante ese año.

El nuevo sonido de Deftones no solo cedió canciones sumamente pegadizas y refrescantes, sino que combinó e innovo con muchos elementos como el Shoegazing, y ciertos grados de música experimental que ya se habían mostrado en Adrenaline, pero mucho más trabajadas y con una atmósfera increíble (“Mascara” es un ejemplo). Y cargada de una producción sumamente elaborada y adelantada para su tiempo, esto fue gracias al gran trabajo de Terry Date, considerado el padre del Nu Metal junto a Ross Robinson, que años atrás trabajó en el debut de Korn. Esto se presenta mucho más detalladamente en las baterías “sobreproducidas” que fueron la base para crear un disco de tal género.

Y no nos olvidemos lo bien que supieron llevar esos elementos innovadores. Las vocales de Chino Moreno se consolidaron únicas, bellas y melódicamente complejas, y que también, sabe cómo ejecutar unos gritos desesperados y con gran furia, cosa que ningún otro cantante del género ha sabido hacer de forma decente. Y también, acompañado de un grandioso trabajo de guitarra de Stephen Carpenter, uno de los mejores guitarristas del Metal en la actualidad, con una gran habilidad y creatividad de combinar diferentes atmósferas como el shoegazing, el dream pop y el metal de una forma espléndida y compleja. Todo esto se detalla en la canción “Be Quiet And Drive (Far away)” y hasta ahora sin duda la mejor canción de la banda por lejos, con un insuperable estribillo.

Luego tenemos las partes más pesadas y crudas del disco, que tampoco están lejos del gran trabajo de Deftones, aparte, por aquella época, era su principal fuerte. Tenemos pistas a lo Thrash Metal como “Rickets”, Groove como “Headup” (con colaboración de Max Cavalera), o “My Own Summer” que se repitió hasta la saciedad en una cantidad de películas de acción y en algunos videojuegos. Gritos, Riffs pesados y Baterías densas que todavía resisten al paso del tiempo y siguen sonando potentes hasta el día de hoy.

Si bien, llegaron a tener cierta repercusión con este disco, el éxito y las drogas que empezaron a pegar fuerte a la banda dieron fruto a los siguientes trabajos que tuvieron un toque más experimental y alejado de lo que ellos hacían en un principio, empezando primero con el inolvidable White Pony y siguiendo del homónimo en adelante. En los siguientes años, Deftones se consolidó como una banda sumamente potente y de la que hay que darle una oportunidad hoy en día, aún más todavía por sus últimos tres trabajos. Sin embargo, no nos olvidemos nunca de lo que fue Around the Fur y de lo que causó durante esa época, una fuertísima influencia dentro del género del Nu Metal, aunque ellos jamás quisieron aceptarlo ni mucho menos reconocerlo.

Toto