Michael Jackson – Michael (2010)

0003240783

Puntaje del Disco: 5.5

  1. Hold My Hand: 6
  2. Hollywood Tonight: 6
  3. Keep Your Head Up: 5
  4. (I Like) The Way You Love Me: 6
  5. Monster: 5
  6. Best of Joy: 5
  7. Breaking News: 5
  8. (I Can’t Make It) Another Day: 6
  9. Behind the Mask: 6
  10. Much Too Soon: 6

Michael, lanzado en diciembre de 2010, se convirtió en el primer disco póstumo del gran Michael Jackson, quien en septiembre del año anterior había fallecido y cuya muerte dejó consternado a todo el mundo de la música.

Luego de Invincible de 2001, este material  recopilaba temas inéditos del repertorio del Rey del Pop y tuvo en “Hold My Hand”, “Hollywood Tonight”, “Behind the Mask” y “(I Like) the Way You Love Me” los sencillos promocionales.

El disco no recibió buenas críticas a nivel general y las posiciones en los charts tampoco ayudaron. Los pocos pasajes que recrean el verdadero espíritu de Jackson quedan relegados por sonidos y estilos que quizás el mismo artista no hubiese adherido.

Piro

Anuncios

The Killers – Wonderful Wonderful (2017)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Wonderful Wonderful: 9
  2. The Man: 7,5
  3. Rut: 5
  4. Life to Come: 5,5
  5. Run for Cover: 5
  6. Tyson vs. Douglas: 4,5
  7. Some Kind of Love: 5,5
  8. Out of My Mind: 5,5
  9. The Calling: 6
  10. Have All the Songs Been Written?: 5,5

Una verdadera ilusión óptica, o sonora, como le quieran llamar. A lo largo de los años The Killers fue despedazando paulatinamente su estilo pasando de ser un grupo de rock prometedor, a una banda marketinera Pop para minitas. Su quinto disco de estudio, Wonderful Wonderful, logra producir ese mismo efecto. Comienza de la mejor manera y termina decepcionando como nos tiene acostumbrados The Killers.

En la homónima “Wonderful Wonderful” The Killers la rompe con el sonido de su bajo, logrando un sonido que llega a ser especial, sorprendiéndote y retumbando en tu mente. Es el milagro en el que The Killers vuelve a ser aparentemente una banda de Rock, la que siempre estuvimos esperando que fuera. Sin embargo, la emoción dura hasta su segunda o tercera canción.

Ya en “The Man” dejan en claro que nunca dejaron de ser una banda más aboca al sonido bailable. Y no lo hacen tan mal, aunque se nota que se apoyan mucho en Arcade Fire, su último disco, que no es precisamente el mejor.

Lamentablemente lo que sigue del álbum es The Killers volviendo a defraudar. Desde “Rut” hasta “Out of My Mind”, la banda de Brandon Flowers ofrecen composiciones bastante flojas, caracterizadas por su sonido comercial, que buscan ser hiteras, pero que suenan grandilocuentes, insípidas y bastante vacías.

En “The Calling” vuelve a aparecer el bajo como si fueran unas migajas de la versión más rockera que pensábamos que íbamos a tener de The Killers, pero desafortunadamente no pasa de ser un tema de medio pelo. Y para cerrar no tenemos otra cosa que una balada sopera como “Have All the Songs Been Written?”.

Wonderful Wonderful es una verdadera lástima. Era un disco con un puntapié inicial perfecto para mejorar. Pero se terminaría transformando en otro fiasco dentro de la discografía de The Killers.

Persy

Everlast – Eat at Whitey’s (2000)

Puntaje del Disco: 8

  1. Whitey7
  2. Black Jesus9
  3. I Can’t Move: 8
  4. Black Coffee: 8
  5. Babylon Feeling8
  6. Deadly Assassins8,5
  7. Children’s Story: 6,5
  8. Love for Real7
  9. One and the Same8
  10. We’re All Gonna Die8
  11. Mercy on My Soul8,5
  12. One, Two: 7,5
  13. Graves to Dig: 7

Tras superar problemas cardíacos serios Everlast volvería a reinventarse a si mismo con su ya consolidado estilo de fusión entre el rock y el hip hop en Eat at Whitey’s del año 2000.

En esta ocasión ademas de lo que ya conocíamos de el incursionaría en otros terrenos como el folk y el blues, despachándose con temazos pegadizo y de calidad como “Black Jesus”, “I Can’t Move” y “Black Coffee”. Adicionalmente contaría con la ayuda de invitados especiales entre los que destacan el rapero B-Real en “Deadly Assassins”, el hasta por esos años afamado productor Cee-Lo Green con “We’re All Gonna Die” y la presencia estelar de una leyenda de la guitarra como Carlos Santana en “Babylon Feeling”.

En Eat at Whitey’s Everlast canta mucho más de lo que rapeaba en su antecesor, logrando expandir su audiencia hacia niveles nunca antes alcanzados. Cuando todos pensaron que despegaría definitivamente su carrera se estanco, y no se supo mucho más de el que su ridícula pelea con Eminem, llegando en la actualidad a reflotar a su extinta banda House of Pain en una gira reunión por todos los Estados Unidos.

F.V.

¡¡The Doors campeón del mundo!!

Al igual que como sucedió en el Mundial de fútbol de Rusia, tuvimos un torneo raro, con una final impensada. Y además tenemos un sorprendente campeón, que en la casa de apuestas no era el principal favorito, pero que a fuerza de votos se terminó coronando como el mejor de todos este año. ¡¡Nuestro nuevo gran campeón es The Doors!!

La banda de Jim  Morrison terminó superando de manera ajustada a King Crimson en la final. Es la primera vez que The Doors obtiene el máximo título que otorga Persi Music, con el condimento adicional que este año fue una edición “Súper” del Mundial, en el que participaron nada menos que 80 bandas y artistas.

The Doors fue el menor. Ya en las eliminatorias había dado señales de que se sentía un grupo con ciertas posibilidades, no solo clasificando, sino terminando primero en las votaciones por sobre grandes como The Beatles, The Who y Bob Dylan. Y en la fase de grupos, sufrió un poco más pero llegó a clasificar segundo detrás de un ex campeón Mundial muy popular como Queen.

El resto es historia conocida. De a poco se fue cargando a sus víctimas. Primero The Stooges, luego Oasis (en una verdadera goleada) y en semis a un clásico contemporáneo como Hendrix.

Si lo analizamos en detalle, The Doors es un gran campeón. Por un lado, porque es una gran banda. Jim Morrison (pese a sus recurrentes estados de ebriedad) era un gran vocalista, un excelente letrista, un gran líder. Y el resto de los integrantes, Ray Manzarek, Robby Krieger y John Densmore, también eran importantes para delinear la mística y el estilo único que tenía el grupo.

Por otro lado, tenían grandes discos como el homónimo debut, Strange Days, Morrison Hotel y L.A. Woman. Y ni que hablar de sus clásicos, como “Light My Fire”, “The End”, “People are Strange”, “Roadhouse Blues”, etc. Es un grupo con todo lo necesario para obtener el campeonato y así lo lograron.

Premios del Mundial

El Clásico: The Doors vs Jimi Hendrix. No hubo grandes clásicos entre monstruos del Rock, debido a que los grandes favoritos fueron cayendo de a poco. Pero uno de los enfrentamientos entre contemporáneos más parejos fue el protagonizado entre el campeón y tal vez el mejor guitarrista de todos los tiempos. The Doors y Hendrix protagonizaron el fatídico clásico del “Club de los 27” debido al lamentable fallecimiento de Jim Morrison y Jimi Hendrix a la misma edad.

Revelación: King Crimson. Señores aplaudan de pie a la excelente campaña del Rey Carmesi. La espectacular campaña de la banda de Robert Fripp fue de menor a mayor derrotando a grandes leyendas del Rock, hasta llegar a la final. Una performance espectacular de King Crimson que no estaba en los papeles, pero que hay que reconocer.

Decepción: The Beatles y The Rolling Stones. Las dos bandas más importantes de la historia, las que están en el puesto 1 y 2 denuestro Ranking de Bandas, no pudieron superar la frontera de los octavos de final, defraudando porque se esperaba mucho más de ellos.

Bandas Más Valoradas: las de los sesenta y setenta. La historia suele pesar en este tipo de competencias y en el Mundial de Bandas de este año no fue la excepción. Las bandas con más años de antigüedad fueron las que recibieron la mayor cantidad de votos en el certamen.

Bandas Más Decepcionantes: las de los ochenta. Este suele ser un premio que se llevan las bandas del nuevo milenio, pero este año en particular, los grupos de los ochenta (la década asesina) no llegaron a meter ni un solo representante en octavos de final.

El Equipo de la Copa (según mejores posiciones):

  • Vocalista líder: Jim Morrison (The Doors)
  • Guitarra Líder: Jimi Hendrix
  • Guitarra: Robert Fripp (King Crimson)
  • Teclados: Ray Manzarek (The Doors)
  • Bajo: Colin Greenwood (Radiohead)
  • Bateria: Phil Selway (Radiohead)

El Equipo de las Pesadillas (según peores posiciones):

  • Voz líder: Janis Joplin
  • Voz y teclado: Chris Martin (Coldplay)
  • Guitarra: Matt Bellamy (Muse)
  • Bajo: Andrew John Fletcher (Depeche Mode)
  • Bateria: Bill Berry (R.E.M.)

El merecido premio de The Doors por salir campeón se estará develando en los próximos días.

¡Felicitaciones al gran campeón y muchas gracias por acompañarnos durante todo este tiempo!

Staff de Persi Music

Tom Waits – Swordfishtrombones (1983)

Puntaje del Disco: 7

  1. Underground: 7
  2. Shore Leave: 7
  3. Dave The Butcher: 4
  4. Johnsburg, Illinois: 7
  5. 16 Shells From A Thirty-Ought-Six: 9
  6. Town With No Cheer: 6
  7. In The Neighbourhood: 8,5
  8. Just Another Sucker On The Vine: 6,5
  9. Frank’s Wild Years: 7
  10. Swordfishtrombone: 8
  11. Down Down Down: 7,5
  12. Soldier’s Things: 7
  13. Gin Soaked Boy: 7,5
  14. Trouble’s Braids:
  15. Rainbirds: 5

Tal vez el disco más revolucionario y también sobrevalorado de la discografía de Tom Waits. Sí, estamos ante otra crítica polémica de Persi Music, en uno de los discos más aclamados de Waits, Swordfishtrombones.

Swordfishtrombones es el octavo disco de estudio de su carrera que hace un quiebre rotundo de lo que veníamos escuchando de él. Tom deja de lado las baladas a piano y los arreglos orquestales a los que nos tenía acostumbrados para hacer un álbum que es puro Avant Garde. Para ello recluta una banda de Jazz experimental caracterizada por su atípica instrumentación, que se puede apreciar a lo largo de todo el álbum.

Como resultado Swordfishtrombones es un álbum trasgresor, con un estilo que le sienta bien a Tom Waits, para realzar lo que ya venía demostrando en algunos de sus trabajos previos: su genial y auténtica locura. Una cualidad que es aún más valorable si tenemos en cuenta el año en que fue editado el disco, en los ochenta, momento en que los grandes artistas de los setenta demostraban una gran debacle generalizada inducida por lo que era popular aquel entonces.

Sin embargo, pese a que Tom Waits fue contra la moda evolucionando en su estilo, Swordfishtrombones tiene un gran problema, sus canciones son en su mayoría intrascendentes, inmemorables. Ya desde “Underground” un tema que se realza en su minimalismo, empieza a generar esa sensación de que lo que hace es original pero nunca termina de despegar. También apela al Spoken Word en canciones como “Shore Leave”, que si bien es atípica, sin melodía para apreciar deja sensación a poco. Justamente, en un disco tan experimental como este las melodías son las grandes ausentes. En pocos momentos del álbum llega a aparecer algo destacable en ese sentido, como sucede en “16 Shells From A Thirty-Ought-Six” y “In The Neighbourhood”, que son de lo más convencional del disco.

El resto de Swordfishtrombones se mueve más o menos en esas variantes. Algunos cortes instrumentales intrascendentes, algún fragmento a piano lento y aburrido, algún Spoken Word como viñeta decorativa y algunos momentos de Blues Rock más o menos entretenidos. Es un buen disco que da que hablar más en su fórmula que en su sustancia.

Persy

The New Pornographers – Mass Romantic (2000)

Puntaje del Disco: 8

  1. Mass Romantic8
  2. The Fake Headlines: 8,5
  3. The Slow Descent into Alcoholism8,5
  4. Mystery Hours: 7,5
  5. Jackie: 8
  6. Letter from an Occupant7
  7. To Wild Homes: 8
  8. The Body Says No7,5
  9. Execution Day: 7
  10. Centre for Holy Wars: 7,5
  11. The Mary Martin Show8
  12. Breakin’ the Law8

De la unión de fuerzas del mundillo de indie rock canadiense de finales de la década del noventa nacerían The New Pornographers, banda aclamada por la crítica especializada que contó en sus comienzos con los talentos de Carl Newman, Dan Bejar, Neko Case, John Collins, Kurt Dahle y Blaine Thurier.

Ya con una alineación sólida y tras casi tres años de grabaciones aparecería Mass Romantic (2000) su primer CD. Con cosas de David Bowie, Todd Rundgren, T. Rex, The Beatles, Roxy Music, Big Star y más aca en el tiempo bandas alternativas como Spoon, los New Pornographers son la versión más pop del indie rock que comenzaba a pisar fuerte en dichos años.

Con este primer lanzamiento la banda logra revelar su encanto, intercambiando cantantes y estilos en las distintas canciones pero siempre en forma coherente. Temas contagiosos como “The Fake Headlines”, “The Slow Descent into Alcoholism”, “To Wild Homes”, “Breakin’ the Law”, entre otros, son parte del universo de melodías armónicas sin fisuras y de energía power pop muy valorables.

F.V.

Japan – Adolescent Sex (1978)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Transmission: 8
  2. The Unconventional: 7
  3. Wish You Were Black: 7
  4. Performance: 9
  5. Lovers on Main Street: 8
  6. Don’t Rain on My Parade: 6
  7. Suburban Love: 8
  8. Adolescent Sex: 9
  9. Communist China: 7
  10. Television: 7

El filósofo italiano Antonio Gramsci consideró que una crisis se produce cuando “lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer”. Sin llegar a extremos hegemónicos, esta aseveración puede aplicarse a lo sucedido con la irrupción del primer LP de Japan, Adolescent Sex, en 1978. Entre los estertores del punk y la gestación del New Romantic, este cuarteto irrumpió en la escena británica con una combinación de funk duro y oscuro complementada con una imagen heredada de actos glam como David Bowie, T.Rex, Roxy Music y, especialmente, The New York Dolls (el cantante David Sylvian tomó su apellido artístico de Sylvian Sylvian, frontman de los New York Dolls).

“Adolescent Sex” presenta un grupo innovador, aún en una época donde todo parecía nuevo y la regla era romper con lo establecido. A la base funk del bajo y la guitarra, que recuerda bastante a Chic, se le suman imaginativos teclados, sonido que dominaría la década siguiente, y la voz de Sylvian, un tanto nasal y aún intentando acomodarse en los registros altos, aunque con cierta crudeza heredada del punk rock.

Abre la placa la oscurísima “Transmission” (no es un cover de Joy Division. Fue lanzada un año antes), la pieza más cercana al punk aunque con un elaborado trabajo de los teclados y coros. Las cosas adquieren movimiento funk con “Unconventional State Line”, de cuya intro de sintetizadores Duran Duran tomó nota para su primer single, y continúan ese camino con “Wish you where black” y “Performance”, quizás la mejor canción del disco.

Hay espacio para un delirante cover punk de “Don’t rain on my parade”, canción popularizada por Barbra Streissan (?), las largas improvisaciones de “Suburban love” y “Television” y la pegadiza “Adolescent Sex”.

La banda iría modificando su estilo en los trabajos subsiguientes, pero jamás igualaron la frescura y pasión de este debut.

Camilo Alves