Lou Reed – Live in Italy (1984)

lou-reed-live-in-italy

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Sweet Jane: 8,5
  2. I’m Waiting for My Man: 8,5
  3. Martial Law: 8,5
  4. Satellite of Love: 8,5
  5. Kill Your Sons: 8
  6. Betrayed: 8
  7. Sally Can’t Dance: 8,5
  8. Waves of Fear: 9
  9. Average Guy: 8,5
  10. White Light/White Heat: 8,5
  11. Medley: Some Kinda Love/Sister Ray: 9
  12. Walk on the Wild Side: 8,5
  13. Heroin: 8,5
  14. Rock & Roll: 8

La década de los ochenta no fue una década perdida para Lou Reed como sí lo fue para numerosas leyendas de los sesenta y setenta. Se podría decir incluso que estaba en un buen momento, por eso escuchar un disco en vivo de Lou de aquellos años tiene su valor.

Así que aquí tenemos a Live in Italy, que fue preparado en base a sus presentaciones en Verona y Roma en septiembre de 1983. Por aquel entonces el ex frontman de The Velvet Underground ya empezaba a sonar un poquito viejito Lou Reed, en su interpretación vocal más que nada. Estaba en el límite entre lo que era su fantástica y eufórica voz en los sesenta y setenta y su forma de interpretar más recitada de años adelante.

Por otro lado, Lou Reed en aquellos años llegó a armar una banda que sonaba bastante bien, conformada por el guitarrista Robert Quine, el bajista Fernando Saunders y el baterista Fred Maher. Este grupo que lo acompañaba se acopló muy bien al estilo de Reed haciendo que saque su faceta más rockera. Por eso Live in Italy es un disco en vivo esencialmente de Rock And Roll, entretenido, dinámico y con la suficiente dosis de suciedad para hacer recordar y añorar a The Velvet Underground.

Esta versión rockera de Lou Reed se desarrolla en cada una de las canciones repasando su carrera solista como de la Velvet. En ese sentido es como escuchar a una banda Punk que interpreta todas sus canciones con la misma forma, divirtiendo y de manera compacta. En contrapartida, se pierden un poco las sutilezas y atmósferas de los temas. Y al tener todos la misma sintonía de Rock en cierto punto puede resultar reiterativo.

De todas formas, Live in Italy es un álbum básico y primal en sus intenciones, que nunca deja de entretener y que además es un testimonio de una buena época de Lou Reed.

Persy

Free – Live! (1971)

freelive_albumcover

Puntaje del Disco: 9

  1. All Right Now: 10
  2. I’m a Mover: 9
  3. Be My Friend: 8
  4. Fire and Water: 8
  5. Ride on a Pony: 8
  6. Mr. Big: 9
  7. The Hunter: 9
  8. Get Where I Belong: 8

A comienzos de 1971, debido a diferencias entre Paul Rodgers y el bajista Andy Fraser y a los problemas con las drogas que aquejaban al guitarrista Paul Kassppoff, Free decidió poner fin a su carrera.

En septiembre de aquel año de ruptura, se editó Live, un disco que recopilaba algunos de los mejores temas que el grupo había ofrecido un año antes en las presentaciones en  Sunderland y Croydon, dos locaciones británicas en las cuales la banda contaba varios seguidores.

Con mayoría de las canciones pertenecientes al gran disc Tons of Spobs de 1968, una extendida version del clasico “All Right Now” da inicio a estas buenas variantes en vivo. Luego “Be My Friend”, “Fire and Water”, “Ride on a Pony” y “Mr. Big” conforman lo que los puntos más altos del material.

En el cierre, “The Hunter”, el más aclamado por el público y “Get Where I Belong” dan el marco propicio para homenajear de algún modo a esta gran agrupación que luego resurgiría pero sin el esplendor que supo alcanzar.

Piro

Jane’s Addiction – Jane’s Addiction (1987)

janes-addiction-janes-addiction-1987

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Trip Away: 8,5
  2. Whores: 9
  3. Pigs in Zen: 9
  4. 1%: 7,5
  5. I Would for You: 8,5
  6. My Time: 8
  7. Jane Says: 8,5
  8. Rock n Roll: 8
  9. Sympathy: 9
  10. Chip Away: 7

Cuando Jane’s Addiction grabó su homónimo disco debut, en vivo en Mayo de 1987 en el Teatro Roxy de Los Angeles, pocos lo conocían lejos de los reductos under de la ciudad y estaban muy lejos de ser los nuevos “mimados” del rock alternativo en que se convertirían al poco tiempo.

El tracklist de Jane’s Addiction se compone en su mayoría por temas que luego serían grabados en su versión de estudio, como las sensacionales “Pigs in Zen”, “Jane Says”, otras que nunca más re grabarían pero también valen la pena como “Trip Away”, “I Would for You” y “My Time”, y acertados covers que dan la talla como “Rock n Roll” de Velvet Underground y “Sympathy for the Devil” de los Rolling Stones (titulada simplemente como “Sympathy”).

En este registro primitivo del Jane’s Addiction que luego conocimos podemos destacar su notorio influencia del hard rock aunque desbordada sin estar enfocados y precisos como si los encontraríamos en su mejor trabajo de estudio, el recordado y superador, Ritual de lo Habitual (1990).

Así y todo estamos ante un grupo exponiendo sus credenciales en el tiempo justo, demostrando su potencial, a pesar de ser erráticos y cierta oscuridad en las composiciones de Perry Farrell incluye momentos memorables y se convirtió en indispensable para los fanáticos de la banda de California.

F.V.

The Clash – From Here to Eternity: Live (1999)

the-clash-from-here-to-eternity-live-1999

Puntaje del Disco: 9

  1. Complete Control: 8
  2. London’s Burning: 7,5
  3. What’s My Name: 8,5
  4. Clash City Rockers: 9
  5. Career Opportunities: 8,5
  6. (White Man) In Hammersmith Palais: 9
  7. Capital Radio: 8
  8. City of the Dead: 7,5
  9. I Fought the Law: 8,5
  10. London Calling: 9
  11. Armagideon Time: 8
  12. Train in Vain: 9
  13. Guns of Brixton: 9
  14. The Magnificent Seven: 9
  15. Know Your Rights: 8
  16. Should I Stay or Should I Go: 9
  17. Straight to Hell: 8,5

The Clash es una de esas bandas que durante su existencia y plena vigencia nunca llegó a editar discos en vivo que registren cómo sonaban en directo. Habría que esperar varios años luego de su disolución. Así llegaría en 1999 su primer registro en vivo,  From Here to Eternity: Live.

From Here to Eternity es un compilado de sus presentaciones en Londres, Nueva York y Boston, en diferentes años, de 1978 a 1982. Lo interesante es que las canciones están ordenadas cronológicamente de acuerdo a su lanzamiento, algo no muy común de un disco en vivo.

En ese sentido, el disco termina mostrando dos cualidades que hay que resaltar: por un lado, a pesar de que se trata de un compilado de canciones durante 4 años, la calidad de la interpretación es impecable, parece que estamos escuchando un único concierto y no varios; y por otro lado, nos muestra la evolución del estilo del grupo en el tiempo, de cómo pasaron de ser un grupo Punk a una banda más amplia incorporando tanto el Reggae como el New Wave.

En cuanto al álbum en sí es muy sólido. No esperen un amplio despliegue de virtuosismo. Es Punk después de todo. Punk para entretener. Haber estado en esos Shows debía ser realmente divertido.

Sin embargo, en lo personal se destacan más las canciones de sus últimos discos, de lo que sería London Calling en adelante. Las interpretaciones son un poco más enérgicas y en su calidad ayuda que la mayoría son temazos.

From Here to Eternity es un disco muy bueno, un testamento compacto de cómo podían entretenerte en aquellos años. Solo por este álbum puedo decir que hubiera pagado una entrada (o varias) para verlos en vivo.

Persy

Festival de Discos en Vivo: Parte 9!!!!

en-vivo

Creo que ya tenemos más o menos la misma cantidad de Festivas de Discos en Vivo, que “Martes 13” en cantidad de películas. Y un poco muestra la antigüedad que tiene la pagina.

Lo cierto es que los discos en vivo eran a veces un mal hábito para prolongar la existencia de muchas bandas y artistas. Pero en estos días ya no se editan tanto y además son registros en vivo que en muchos casos nos muestran como sonaba una banda que no pudimos ver en vivo en sus épocas de esplendor.

Así que en Persi Music bancamos los discos en vivo. Y no solo los bancamos sino que los seguimos repasando todos los años. Por eso durante la próxima semana podrán disfrutar de un nuevo festival en donde reseñando grandes artistas de quienes todavía no repasamos álbumes en vivo.

Patti Smith – Gone Again (1996)

patti_smith-gone-again-1996

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Gone Again: 9
  2. Beneath the Southern Cross: 8,5
  3. About a Boy: 8
  4. My Madrigal: 7,5
  5. Summer Cannibals: 9
  6. Dead to the World: 7
  7. Wing: 8
  8. Ravens: 7,5
  9. Wicked Messenger: 9
  10. Fireflies: 8,5
  11. Farewell Reel: 8

La música necesita de figuras fascinantes del calibre de la cantautora de folk rock Patti Smith, por elló luego de años de silencio se recibió con justificado interés lo nuevo de esta leyenda, Gone Again (1996).

Patti había regresado a los escenarios para finales de 1995 golpeada por varias tragedias personales como la partida de su esposo Fred “Sonic” Smith, la de su hermano Todd y la de su amigo cercano Robert Mapplethorpe. Con semejante contexto muchos suponían un disco oscuro y melancólico pero Gone Again no se trata sobre esto, es un trabajo sanador, intenso y optimista ubicándose entre lo más destacado de la cantante y poetisa.

Smith suena más madura que nunca con letras inspiradas y una preponderancia del folk por el sobre el rock más marcada que nunca.

Entre los temas más celebrados nos encontramos con la que abre el disco con mucha personalidad “Gone Again”, la canción de mayor difusión y amigable para la radio “Summer Cannibals”, el excelente cover de Bob Dylan “Wicked Messenger” superando a la versión original y “About a Boy” dedicada a Kurt Cobain, quien también había fallecido recientemente y por el que Patti simpatizaba.

Para continuar con la temática funebre, Gone Again, contó con la participación del gran cantante y guitarrista Jeff Buckley quien fallecería trágicamente con tan solo 30 años de edad a menos de un año de su lanzamiento, convirtiéndose en el último registro de estudio de este recordado artista.

F.V.

Cat Stevens – Teaser and the Firecat (1971)

mi0002024070

Puntaje del Disco: 9

  1. The Wind: 9
  2. Rubylove: 8
  3. If I Laught: 8.5
  4. Changes IV: 9
  5. How Can I Tell You: 8
  6. Tuesday’s Dead: 8.5
  7. Morning Has Broken: 9
  8. Bitterblue: 8
  9. Moonshadow: 9
  10. Peace Train: 9

Editado en 1971, Teaser and the Firecat, el quinto álbum de estudio de Cat Stevens vino a confirmar el buen camino que el artista venía transitando desde el lanzamiento de su exitoso trabajo anterior.

El título y arte de tapa del álbum estuvieron inspirados en un libro infantil que el mismo Stevens escribió, basado en la historia del joven Teaser y su mascota, Firecat, quienes intentan colocar nuevamente a la luna en su lugar luego de que ésta haya caído.

Musicalmente el disco presenta el clásico estilo pop que el artista venía mostrando así como sus tradicionales baladas como “The Wind”, acompañado de las suaves melodías de guitarra de Alun Davies.

“Morning Has Broken”, “Moonshadow” y “Peace Train” fueron tres de los temas que más se destacaron y que llevaron a este material de Stevens a ubicarse en los primeros lugares de los charts británicos y estadounidenses y en le permitió al artista seguir creciendo.

Piro