Olimpiadas de Discos 2016: Preolímpico del 2000

Preolímpico de los Noventa

En el anteúltimo preolímpico que se disputó durante la última semana podríamos decir que la banda ganadora terminó siendo Oasis. La banda de los hermanos Gallagher tuvo el disco más votado de la década, Morning Glory, y también logró hacer clasificar a Definitely Maybe. Así se tomó revancha de Blur, quién le había ganado el mano a mano en el Mundial de Bandas del año pasado. De todas formas, Blur logró estará representado en las Olimpiadas con su famoso disco Parklife.

Entre los otros clasificados, muy valorable fue la campaña de OK Computer de Radiohead. El “Dark Side of the Moon” de los noventa terminó segundo peleando la primera posición hasta el final.  Entre los otros discos dentro de la categoría de Rock Alternativo, Blood Sugar Sex Magik de los Red Hot y Siamese Dream de los Pumpkins obtuvieron su boleto a las Olimpiadas luego de una votación muy pareja.

El Grunge también tendrá a sus dos máximos referentes. Por un lado, el legendario albúm debut de Pearl Jam Ten y por el otro Nevermind de Nirvana, que logró clasificar con lo justo.

Pero el Brit Pop fue el que más discos metió en las Olimpiadas. No solo por Oasis y Blur. Different Class de Pulp y Urban Hymns de The Verve también se metieron entre los 10 mejores.

Preolímpico del 2000

2000-atc

Por fin llegamos a la última votación de los Preolímpicos. Esta vez tenemos a los mejores discos que se lanzaron en los últimos años, donde encontrarán una gran predominancia del Indie Rock, el Rap y el Rock Alternativo.

La diferencia en esta votación es que tendrán que votar a sus 8 discos favoritos. Los 8 más votados clasificarán a las Olimpiadas. Tendrán tiempo hasta el miercoles 3/8 a las 20hs (Hora Argentina).

Preolimpico 2000

Bob Dylan – Street-Legal (1978)

Bob Dylan - Street-Legal (1978)

Puntaje del Disco: 6

  1. Changing of the Guards: 7,5
  2. New Pony: 6
  3. No Time to Think: 5
  4. Baby Stop Crying: 5
  5. Is Your Love in Vain: 5,5
  6. Senor (Tales of Yankee Power): 6,5
  7. True Love Tends to Forget: 7,5
  8. We Better Talk This Over: 6,5
  9. Where Are You Tonight (Journey Through Dark Heat): 6

Luego de los dos grandes discos que Dylan editó a mediados de los setenta, Blood on the Tracks y Desire, los sucedería un álbum que deja un sabor decepcionante considerando el gran nivel que venía teniendo Bob.

Street-Legal llegaría en 1978 cuando Dylan venía de su famosa gira conocida como Rolling Thunder Revue, caracterizada por tener una banda tan gigantesca como notable. Siguiendo esa tendencia nuestro querido cantautor decidiría grabar este disco con un grupo bastante numeroso aunque no exactamente igual al de la gira. De esta forma, produciría un disco que no es de Folk Rock, sino más bien de Rock convencional con una onda Gospel constante que aporta el coro femenino que se escucha en cada corte. Lamentablemente, estos coros restan más de lo que suman y musicalmente Street-Legal es genérico. De hecho se la extraña a Scarlet Rivera, quien con su violin le dio un tono muy especial a Desire.

Pero lo peor es que Dylan tampoco estaba muy inspirado. Sus composiciones son muy poco memorables. Sus letras se centran más en temas personales que de crítica social, como bien lo hacía en Desire. Y sus melodías no son las mejores. “Changing of the Guards” es de lo más potable en esta nueva versión de Dylan y “True Love Tends to Forget” es de los pocos que me atrevo a decir que tienen  un dylanesco.

Así que Street-Legal es un disco mediocre, regular. Que es cierto se puede escuchar sin sobresaltos pero que tampoco nos nutre del material clásico que estamos acostumbrados de Dylan. Lo que sí hay que reconocer este Bob siempre cambia. Aunque claro, el cambio esta vez no fue favorable.

Persy

EMF – Cha Cha Cha (1995)

EMF -Cha Cha Cha (1995)

Puntaje del Disco: 6

  1. Perfect Day: 7
  2. La Plage: 6
  3. The Day I Was Born: 6,5
  4. Secrets: 6
  5. Shining: 7
  6. Bring Me Down: 6
  7. Skin: 5,5
  8. Slouch: 6
  9. Bleeding You Dry: 5
  10. Patterns: 8
  11. When Will You Come: 5,5
  12. West of the Cox: 5
  13. Ballad O’ the Bishop: 7,5
  14. Glass Smash Jack: 6

Poco se esperaba promediando los noventa de los ya olvidados EMF cuando anunciaron el lanzamiento de su tercer lanzamiento discográfico, Cha Cha Cha luego de tres años de ausencia, en 1995.

Su “One Hit Wonder” prematuro, “Unbelievable”, incluído en su placa debut, practicamente los liquido. Nada fue igual desde entonces y las comparaciones odiosas entre sus canciones no se hicieron esperar. Nadie le dio importancia a su sucesor donde demostraron cierta madures Stigma (1992) y menos que menos a este discreto tirando a flojo álbum.

Sin temas pegadizos ni demasiado por destacar el opaco Cha Cha Cha paso sin pena ni gloria y lo esperable ocurrió, al poco tiempo anunciaron su disolución.

Pocos saben que su principal figura, el guitarrista y compositor, Ian Dench, continuó ligado a la música de forma exitosa pero desde otro lado. Fundó un sello independiente y se dedicó a componer canciones para distintos artistas, logrando volver al terreno de los hits en 2007 cuando escribió la exitosísima “Beautiful Liar”, un dueto entre Beyone y Shakira, a quien le componería otros temas en sus discos solistas posteriores.

F.V.

 

Olimpiadas de Discos 2016: Preolímpico de los Noventa

Preolímpico de los Ochenta

Pixies Cuadros

En los preolímpicos de la “Década Asesina” la banda que terminó consolidándose como la gran ganadora fue Pixies. No solo porque Doolitle terminó siendo el álbum más votado, sino también porque metió a Surfer Rosa entre los 10 mejores. Dos de Dos para Pixies, mejor imposible para ellos.

El homónimo álbum debut de The Sone Roses lideró prácticamente las votaciones desde el principio, así terminó cosechando el segundo puesto. Por su parte el “New Wave / Post Punk” nos ofreció un amplio abanico de discos de diversas bandas. Entre ellos The Queen Is Death de The Smiths, Sound Affects de The Jam, Kick de INXS, Closer de Joy Division y Remain in Light de Talking Heads lograron su boleto a las Olimpiadas.

Por último, los Guns con su famoso Appetite for Destruction harán sonar todos sus clásicos en las Olimpiadas al igual que The La’s con su debut, que terminó siendo el único disco del año 1990 que clasificó al torneo mayor.

Preolímpico de los Noventa

1994-1999

Anteúltimo preolímpico. Esta vez tenemos a los noventa, otra época de una gran cantidad de discos espectaculares con predominancia esta vez del Rock Alternativo, el Brit Pop, el Rap, el Metal y el Grunge.

Nuevamente tendrán que votar a sus 10 discos favoritos para que clasifiquen a las Olimpiadas. Tendrán tiempo hasta el 29/07 a las 20hs (hora Argentina).

Preolimpico 1990

Linkin Park – A Thousand Suns (2010)

Linkin Park - A Thousand Suns (2010)

Puntaje del Disco: 2,5

  1. The Requiem:
  2. The Radiance:
  3. Burning In the Skies: 6,5
  4. Empty Spaces:
  5. When They Come for Me: 5
  6. Robot Boy: 6,5
  7. Jornada del Muerto:
  8. Waiting for the End: 4
  9. Blackout: 3,5
  10. Wretches and Kings: 2,5
  11. Wisdom, Justice, and Love:
  12. Iridescent: 2
  13. Fallout:
  14. The Catalyst: 3
  15. The Messenger: 0

Linkin Park de nuevo, a pedido de sus fans Park (o tal vez de quienes lo odian y disfrutan que los destruyamos en estas críticas). Debo confesar que tal vez fui un poco exagerado en las palabras que elegí para describir su música, aunque no me arrepiento de la valoración que les di en las primeras reseñas que hice de ellos. Trataré de todas formas que se me vaya la cadena un poco menos en esta oportunidad con el disco que hoy nos toca, A Thousand Suns.

A Thousand Suns es un álbum llamativo, porque sorpresivamente la banda intenta abordar un nuevo rumbo definitivamente. Se podría decir que intentan “crecer artisticamente” y para ello se alejan de su formula del éxito: no hay más estribillos violentos, guitarras estridentes, gritos de Chester Bennington, ni Rap de Shinoda. No hay más Nu Metal. Da ganas de aplaudirlos por la iniciativa. Pero al desarticularse de lo que saben hacer, Linkin Park se queda “en bolas”. Y con esto me refiero a que reemplazan sus cualidades que los hicieron famosos con una vaga idea de lo que para ellos es madurar como músicos. Así que reemplazan casi íntegramente el Rap y las guitarras eléctricas con arreglos electrónicos y sintetizadores.

Como resultado A Thousand Suns es un álbum de un andar lento y carente de emociones, donde florece una cantidad excesiva de viñetas que son puro relleno y canciones de un nivel compositivo muy pobre como es común en ellos.

Los mejores temas del álbum son “Burning In the Skies” y “Robot Boy”, donde su rock alternativo está bien dentro de los parámetros de su nuevo estilo, pero sin ofrecer algo innovador o de un nivel brillante y memorable. Sin embargo, a medida que escuchamos A Thousand Suns es una experiencia que nos sumerge de a poco en los defectos de Linkin Park.

Para empezar los momentos de Rap de Shinoda son escasos. Y en su participación aparecen números con arreglos no muy acertados como “When They Come for Me” y otros que suenan a experimentos paupérrimos como “Wretches and Kings” y “The Catalyst”.

Sin embargo, el principal responsable de los momentos más bajos del álbum es Chester Bennington, quien profundiza su estilo de cantante como si estuviera en NSYNC o Simple Plan de manera tan peligrosa como lamentable. “Waiting for the End”, “Iridescent” y “Blackout” son ejemplos terribles de lo que hace. Pero con la pésima balada acústica “The Messenger”, ofrece su peor cara como vocalista, lanzando gritos completamente desubicados y molestos que son prácticamente de cantante amateur que está improvisando. Me atrevo a decir que “The Messenger” es el peor tema que haya escuchado de Linkin Park.

A Thousand Suns es otro álbum muy malo de la banda, porque se queda a mitad de camino en su iniciativa por cambiar, y por otro lado porque no hacen algo que los Fans de Linkin Park puedan disfrutar íntegramente. Aún así, pese a pobrisimo nivel es el mejor disco que escuché de ellos por intentar madurar.

Persy

Unknown Mortal Orchestra – Multi-love (2015)

Unknown Mortal Orchestra – Multi-love (2015)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Multi-love: 7,5
  2. Like Acid Rain: 7
  3. Ur Life One Night: 5,5
  4. Can’t Keep Checking my Phone: 8
  5. Extreme Wealth and Casual Cruelty: 6
  6. The World is Crowded: 6,5
  7. Stage or Screen: 7,5
  8. Necessary Evil: 7
  9. Puzzles: 5

La banda Neozelandesa más popular de la actualidad, Unknown Mortal Orchestra, dieron un giro significativo en su tercer álbum, al valerse de la tecnología para cambiar su sonido. Cambiando ese Lo-Fi que caracterizó sus primeros dos álbum, por un entorno Super High Fi. Resultando así en una calidad sonora muy diferente.

Multi-love es un trabajo brilloso, exuberante y milimétricamente detallado en cuanto a las instrumentaciones y con muchos efectos vocales artificiales en la voz de Ruban Nielson. Pero no solo es la producción lo que cambia, sino que en cuanto a género musical se aleja poco de su Indie Pop para influenciarse por la música bailable de los 70s como la música Disco, así como toques de Funk.

A pesar de todos los recursos utilizados, el disco queda mucho a deber, siendo el más débil de la banda hasta el momento. Los experimentación en exceso y la inclusión de temas flojos como “Ur Life One Night”, “Extreme Wealth and Casual Cruelty” y la definición de irrelevancia que es “Puzzles” lastiman mucho al disco e incluso el sencillo “Multi-love” es el más débil de la banda al momento. Únicamente “Can’t Keep Checking my Phone” y” Stage or Screen” se salvan de caer en el olvido. Se espera más de Nielsen y los suyos para el próximo lanzamiento que gesten.

Gera Ramos

Olimpiadas de Discos 2016: Preolímpico de los Ochenta

Preolímpico de los Setenta

The Dark Side of the Zoso

Si los Beatles fueron los grandes ganadores del Preolímpico de los Sesenta, tampoco les fue mal en el de los Setenta. Tanto Paul McCartney como John Lennon metieron a sus discos entre los 10 más votados, así que la participación Beatle en las Olimpiadas será completa.

Sin embargo, el disco más votado fue Led Zeppelin IV. Zoso fue trepando de a poco su Escalera al Cielo hasta alcanzar la primera posición. Más abajo se ubicó The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, que también tuvo un muy buen preolímpico porque también logró meter a Wish You Were Here entre los 10 mejores. De hecho, The Wall también estuvo cerca de entrar en el podio por muy poco.

Los otros discos más votados los completan Ziggy Stardust de Bowie (uno de los más elegidos en el inicio de la votación), London Calling de The Clash (que se perfila como único representante del Punk en las Olimpiadas), Who’s Next (segundo disco que logra meter The Who entre los mejores) y A Night at the Opera, el disco más sobresaliente de Queen (“Bohemian Rhapsody” sonará fuerte en las Olimpiadas).

Preolímpico de los Ochenta

1980-1989

Ahora llegó el turno de los Ochenta, “La Década de la Diversidad Musical” según nuestra propia línea del tiempo. Y lejos no está de esa descripción. Entre el listado de los mejores notarán que hay predominancia de discos de New Wave, Post Punk y Rock Alternativo como los mejores de aquella década. También se asoman los primeros discos de Rap/Hip Hop, hay más discos de Metal y algunos reconocidos artistas Pop como Michael Jackson y Madonna. Vale la pena aclarar que la selección también incluye discos notables del año 1990

Nuevamente tendrán que votar a sus 10 trabajos discográficos favoritos para que clasifiquen a las Olimpiadas. Tendrán tiempo hasta el 25/07/2016 a las 20hs (Argentina).

Preolimpico 1980