Tindersticks – Simple Pleasure (1999)

Tindersticks - Simple Pleasure (1999)

Puntaje del Disco: 8

  1. Can We Start Again?: 8
  2. If You’re Looking for a Way Out: 8,5
  3. Pretty Words: 9
  4. From the Inside: 6
  5. If She’s Torn: 8
  6. Before You Close Your Eyes: 7,5
  7. (You Take) This Heart of Mine: 7
  8. I Know That Loving: 8
  9. CF GF: 8

Con su cuarto álbum, llamado acertadamente Simple Pleasure (1999), los británicos Tindersticks cambian el enfoque de su música con un listado de temas más directos, optimistas y accesibles a los que no tenían acostumbrados inspirados principalmente en la música soul.

Grabado en directo en el estudio y con una duración de algo más de cuarenta minutos, Simple Pleasure es mucho más conciso y corto que sus antecesores, manteniendo muchas de sus virtudes pero careciendo de muchos temas fuertes con algunas excepciones valiosas como “Can We Start Again?”, “If You’re Looking for a Way Out” (cover de la banda de disco y soul Odyssey), “Pretty Words” y “I Know That Loving”.

Mas allá de bajar un poco su propia vara y saber que tienen mucho más para dar, en esta ocasión Tindersticks nos ofrece una muy buena obra donde demuestran que pueden moverse cómodos en distintos senderos sin perder nunca su identidad y elegante estilo.

F.V.

The Rolling Stones – Estadio Único de La Plata (07/02/2016)

0014222935

La ansiada y prolongada espera de diez años finalmente había terminado. Por cuarta ocasión en su longeva historia The Rolling Stones arribaban a la Argentina para brindar una serie de tres espectáculos en el Estadio Único de la Ciudad La Plata, en el marco de su gira latinoamericana Olé Tour.

La Beriso tuvo el privilegio de abrir como banda telonera bajo una intensa lluvia que acortó su presentación, mientras que Ciro y los Persas, con un muy buen espectáculo en el cual incluyeron algunos clásicos de Los Piojos, se encargaron de dejar el escenario listo para que los miles de fanáticos pudieran ver en acción a Sus Majestades, como el mismo cantante declaraba. Previo a la ansiada espera y con el agua cediendo, como invitado de lujo, Charly García, ícono del rock nacional también se hacía presente para admirar a los legendarios músicos.

Poco después de las 21 horas las luces del escenario descendieron y dieron paso al video que simulaba el viaje de los británicos hasta tierras argentinas, proyectado en las tres pantallas gigantes de alta definición e inmediatamente sonaron los primeros acordes de la inconfundible “Start Me Up”, con un Mick Jagger exultante y una oleada de fanáticos enloquecidos. La autoproclamada “Banda más grande del Rock N’ Roll de todos los tiempos” se reencontraba con su querido y admirado público argentino luego de una década y otras dos históricas visitas en 1995 y 1998. Como en aquellas oportunidades, esta presentación también se vio empañada por los actos de violencia que se registraban en las inmediaciones del Estadio cuando un grupo de gente intentaba ingresar sin entradas.

“It’s Only Rock N’ Roll (But I Like It)” y “Tumbling Dice” continuaron con el repertorio de los clásicos inmortales del grupo y entre ellos Jagger saludaba al público con un guionado libreto en un apreciable castellano en el que contaba las andanzas de la banda bailando tango y comiendo choripanes en la Costanera porteña. “Out of Control” y “Anybody Seen My Baby?” del disco Bridges to Babylon fueron tal vez dos de los temas prescindibles y “Street Fighting Man”, como era de suponer, fue la canción que el público había elegido previamente en las redes sociales. “Wild Horse”, la gran balada de todos los tiempos, aquietó un poco el eufórico estado del público que acompañaba con la luminaria de los teléfonos celulares y enseguida los primeros riffs de “Paint It Black” volvieron a encender al Estadio junto con “Honky Tonk Woman”.

“Can’t Be Seen” y “Happy”, marcaron el momento de Keith Richards en las voces, mostrándose constantemente sonriente y cómplice con el público. Luego Jagger volvió a acaparar el escenario con su envidiable estado, moviéndose enérgicamente como si fuese un adolescente con sus característicos ademanes. La extensa “Midnight Rumbler” y el coro de “Miss You” dejaron en claro la gran capacidad de manejo y presencia del cantante. En los coros de “Gimme Shelter”, Mick estuvo acompañado de la bella corista Sasha Allen, que desfiló por la pasarela central con una energía deslumbrante. Continuó la infaltable “Brown Sugar”, la diabólica “Sympathy for the Devil” con Jagger envuelto bufanda roja y con un video de fondo cargado de simbología. Para terminar la rockera “Jumpin’ Jack Flash”, hizo delirar a las más de 55 mil personas que colmaron el Estadio.

En los bises y tras un breve receso, un grupo de coristas locales abrieron con las primeras letras del hermoso clásico “You Can’t Always Get What You Want” que emocionó hasta las lágrimas. En el final, como no podía ser de otra manera, los Stones se despidieron con el clásico de todos los clásicos y marca inconfundible de esta icónica banda: “(I Can’t Get No) Satisfaction”, dándole así el cierre ideal para una presentación estupenda.

Piro

The Wallflowers – Glad All Over (2012)

the-wallflowers-glad-all-over-1348262574

Puntaje del Disco: 8

  1. Hospital for Sinners: 8
  2. Misfits and Lovers8
  3. First One in the Car7.5
  4. Reboot the Mission: 8
  5. It’s a Dream: 8
  6. Love Is a Country: 8
  7. Have Mercy on Him Now: 8.5
  8. The Devil’s Waltz: 7  
  9. It Won’t Be Long (Till We’re Not Wrong Anymore): 7.5 
  10. Constellation Blues: 7
  11. One Set of Wings: 8

El año 2006 fue el primero en una década que The Wallflowers no se embarcaba en una gira, dando tiempo a que sus integrantes se dediquen a proyectos personales, como fue el caso de Jakob Dylan que firmó un contrato con Columbia Records como solista, componiendo también el tema “Here Comes Now”. Un año más tarde, sin embargo, el grupo anunciaba una gira por los Estados Unidos y en 2009 se editó el disco de grandes éxitos Collected: 1996-2005.

En noviembre de 2011 Dylan anunciaba que la banda retornaba a los estudios para grabar el que sería su sexto material. Lanzado en septiembre de 2012 Glad All Over marcaba el regreso a los charts de esta magnífica agrupación que luego de siete años volvía a deleitarnos con su música.

Con la participación del tecladista original Rami Jaffre, quien regresó al grupo luego de un corto alejamiento, el disco se dio a conocer con “Reboot the Mission”, que ya auguraba un regreso prometedor por parte de The Wallflowers y que contaba con la estelar ayuda de Mick Jones.

“Hospital for Sinners” y “Have Mercy on Him Now” son dos de los temas que bien podrían retratar este buen material, que no sólo retomó en el ruedo a Dylan y compañía, sino que además demostró que lo hizo a la altura de las expectativas.

Piro

Rob Zombie – The Sinister Urge (2001)

Rob Zombie - The Sinister Urge (2001)

Puntaje del Disco: 8

  1. Sinners Inc.:
  2. Demon Speeding: 9
  3. Dead Girl Superstar: 8,5
  4. Never Gonna Stop (The Red, Red Kroovy): 7
  5. Iron Head: 8
  6. (Go to) California: 7,5
  7. Feel So Numb: 8
  8. Transylvanian Transmissions, Pt. 1: 8
  9. Bring Her Down (to Crippletown): 8
  10. Scum of the Earth: 7,5
  11. House of 1000 Corpses: 9

Para su segundo esfuerzo solista, The Sinister Urge (2001), Rob Zombie no tomaría demasiados riesgos y nos ofrecería más de su marca registrada: enérgico rock pesado e industrial con elementos de películas de horror tanto en sus letras como en su música.

El álbum se convirtió en uno de los favoritos entre sus seguidores y uno de los que mejor se vendió. En sus mejores pasajes incluye temas imperdibles como “Demon Speeding”, “Dead Girl Superstar”, “House of 1000 Corpses” y una colaboración especial de su amigo Ozzy Osbourne en “Iron Head”. A su vez también falla un poco cuando se aleja de lo que mejor sabe hacer como en “Never Gonna Stop (The Red, Red Kroovy)”, un track que se acerca más al pop bailable que al metal industrial que nos tiene acostumbrado.

The Sinister Urge fue votado en el sitio oficial de Rob como el disco favorito en toda su discografía recientemente por sus seguidores, y forma parte del legado de este artista que continúa intacto y sonando fresco y con calidad luego de tantos años de carrera.

F.V.

Black Rebel Motorcycle Club – Howl (2005)

Black Rebel Motorcycle Club - Howl (2005)

Puntaje del Disco: 9

  1. Shuffle Your Feet: 9
  2. Howl: 9
  3. Devil’s Waitin’: 8,5
  4. Ain’t No Easy Way: 8,5
  5. Still Suspicion Holds You Tight: 9
  6. Fault Line: 8,5
  7. Promise: 9
  8. Weight of the World: 8,5
  9. Restless Sinner: 8
  10. Gospel Song: 8,5
  11. Complicated Situation8
  12. Sympathetic Noose8
  13. The Line: 8

Si escucharon los primeros dos discos de Black Rebel Motorcycle Club imagino habrán asumido que la banda tiene un estilo en el que abordan un Rock Alternativo guitarrero y garagero. Pero para su tercera entrega hacen un vuelco tremendo que los va a sorprender. En Howl el grupo apuesta a un sonido que acerca al Country, al Folk, al Blues y al Gospel. Así que las guitarras distorsionadas y ese sonido sombrío desaparecen para darle lugar a otros recursos, como la guitarra acústica, la armónica y los coros.

Hay que decirlo, esta incursión no significa que sean más originales. De hecho se acercan a bandas como The Brian Jonestown Massacre, reconocido por rendirle tributo a muchas de sus influencias de los sesenta (especialmente los Stones), aunque BRMC se las ingenia para tampoco perder su personalidad. Si lo queremos ver de otra forma, es como cuando Zeppelin empezó a experimentar en Led Zeppelin III. Y esta improvisación en nuevos estilos BRMC lo hace bastante bien.

Bienvenida sea su nueva incursión, gracias a ello Howl es el disco más sólido del grupo. Y es bastante diverso. Ni bien arranca “Shuffle Your Feet” nos trae de lleno esta nueva onda góspel de la banda. Aunque inmediatamente aparece la homónima “Howl”, en el que dan señales de que no perdieron por completo la esencia que arrastran de rock alternativo de sus anteriores trabajos. También tenemos temas con piano (“Promise”) y varios con predominancia acústica en el que despliegan country y folk de gran manera, resaltándose“Still Suspicion Holds You Tight”.

Disfruté mucho en líneas generales este álbum. No entiendo porque hubo tanta disparidad de opiniones sobre Howl. Algunos lo castigan simplemente porque la banda suena diferente. Pero a mi modo de ver, a veces es mucho más grato que un grupo busque evolucionar en lugar de quedarse estancado haciendo más de lo mismo.

Persy

Jim O’Rourke – Simple Songs (2015)

Jim O'Rourke - Simple Songs (2015)

Puntaje del Disco: 8

  1. Friends With Benefits: 8,5
  2. That Weekend: 7,5
  3. Half Life Crisis: 7,5
  4. Hotel Blue: 8
  5. These Hands: 8,5
  6. Last Year: 9
  7. End of the Road: 8
  8. All Your Love: 7,5

Jim O’Rourke es inclasificable, un artista que escapó del mercado hace rato. Productor estrella del indie (Stereolab, Wilco, Beth Orton, Joanna Newsom, entre otros), compositor para películas, se dio el lujo de formar parte de los legendarios Sonic Youth por unos años y a su vez editó varios trabajos solistas.

Su primer obra solista convencional, Bad Timing (1997), fue el primero de sus discos que se enfocó en particular a la estructura de las canciones y forma parte de una recordada trilogía en el mundo alternativo y experimental junto a otros recomendados como Eureka (1999) y Insignificance (2001).

En 2015 volvería tras varios años de silencio con quizás su colección de canciones más convencional: Simple Songs, grabado en Tokio (donde el reside) con músicos locales, compuesto por un puñado de temas sencillos, intimistas y bien ejecutados pero de forma vanguardista y atrevida. Explorando los territorios del rock como nunca antes.

F.V.

Persi Music Awards 2015: Paul Weller, el gran ganador!

paul-weller

El ex líder de The Jam, viene haciendo una carrera muy sólida en cuanto a sus últimos lanzamientos. 22 Dreams, Wake Up The Nation y Sonik Kicks fueron discos muy reconocidos que muestran su vigencia y que el talento sigue intacto. Este año la volvió a romper con Saturn’s Pattern, ganando el reconocimiento de nuestros lectores que lo eligieron como mejor disco del 2015. Pero además Paul Weller también se llevó la consagración de Inoxidable del 2015, por su trayectoria inexorable, superando a bandas de la talla de Blur y Wilco.

Justin Bieber y Pitbull

En la terna de Revelación Wolf Alice se impuso sobre la cantante australiana Courtney Barnett. Mientras que en los premios negativos, en la categoría Decepción del 2015, hubo dos bandas que combatieron palmo a palmo de principio a fin para llevárselo, Coldplay y Muse. Como la votación quedó igualada en esta oportunidad el premio es compartido. Son los dos igualmente decepcionantes. Por otro lado, lo mismo sucedió en el premio al Peor Disco del Año. Parecía que el joven pesadilla Justin Bieber se iba a quedar con la estatuilla, pero Pitbull hizo los méritos desastrosos necesarios con su álbum Dale para también llevárselo. Así que ambos se lo merecen. ¡Felicidades a ambos por hacer los peores discos del 2015!

Así cerramos otra edición de los Persi Music Awards, con discos que merecen todos los honores y otros que merecen todas las reprobaciones.